Por Alejandro Villegas

La presentación del plan de apoyo para Michoacán, lejos de favorecer al ciudadano presidente exhibe su parcialidad en el ejercicio gubernamental, al no brindar los apoyos que se anunciaron con elocuencia al hasta hace unos días mandatario de esa entidad, Silvano Aureoles Conejo.
La determinación anunciada de que el gobierno federal se haga cargo del pago de la nómina del personal del sector educativo de Michoacán, se pudo haber adoptado con bastante anticipación, para evitar el daño económico derivado de las protestas en Lázaro Cárdenas.
Otro tema que se hubiera resuelto es el restablecimiento de la paz en Aguililla, localidad visitada por el nuncio apostólico, cuyos habitantes clamaron por meses en demanda del apoyo decido de la administración federal.
Independientemente de la relación personal con Silvano Aureoles Conejo, el ciudadano presidente debió atender con el ahínco que lo hace ahora las necesidades de la población de Michoacán.
La presencia y operación de dependencias como las Secretarías de Educación Pública, Agricultura, Bienestar, Comunicaciones y Transportes, Medio Ambiente, que se apreció durante la gira del ciudadano presidente bien pudo concretarse y beneficiar a los michoacanos con antelación.
Ahora el mensaje parece claro el gobierno federal se mostrará prodigo con las entidades gobernadas por Morena.
En consecuencia, la ciudadanía debe asumir las consecuencias en el plano electoral. Más simple imposible, los gobiernos aliados serán atendidos.
Parece que el ciudadano presidente quisiera reconvertir una de las máximas Juaristas, o bien actualizarla. A los gobiernos estatales amigos todo el apoyo y respaldo, a los gobiernos estatales enemigos indiferencia y aplazamientos.
Iniciativa Mérida
El fin de la Iniciativa Mérida resulta lógico, pero es necesario que se precisen con claridad los alcances de los acuerdos a los que se llegará y se traduzca en hechos concretos, los pretendidos acuerdos a que se llegó en la reunión de alto nivel en materia de seguridad.

Artículo anteriorLa marea verde llegó para quedarse, asegura Julieta Vences
Artículo siguienteNoticias breves. Inmoral y un acto de provocación que Emilio Lozoya se encontrara en un restaurante de Las Lomas: López Obrador