archivo

Por Rafael Cienfuegos Calderón

 

La inseguridad, la violencia , los robos y homicidios presentes día a día en todas las colonias y comunidades, los municipios y alcaldías, los 32 estados y el territorio nacional entero, conforman en conjunto tres realidades: en una son ya costumbre entre la población que es cada vez más insensible, que no se alarma ni sorprende, para la que las consecuencias pasan inadvertidas si no le afectan; en otra, el jefe del gobierno del cambio cree y está convencido de que el problema se está resolviendo con las decisiones que diariamente toma el Gabinete de Seguridad con los gobiernos de los estados, con la presencia en las calles de casi 100 mil elementos de la Guardia Nacional, más los del Ejército y la Marina, y con abrazos, por lo que el tema le merece una mención mensual  en las conferencias mañaneras cuando Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, da a conocer el índice delictivo nacional; y una tercera realidad es en la que están presentes los casi 100 mil homicidios dolosos de los los primeros tres años del sexenio de la transformación que colocan a México como uno de los países más inseguros. La asociación civil Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, que desde 2008 realiza el ranking de ciudades más violentas del mundo, reportó para 2020 que 18 de 50 se encuentran en México, por arriba de Brasil, Venezuela, Estados Unidos, Sudáfrica, Colombia, Honduras, Puerto Rico y Jamaica. Y para su presidente, José Antonio Ortega Sánchez, “el epicentro” de la violencia en el mundo sigue estando en México, que en el ranking de 2019 tuvo 19 ciudades con los más altos índices de homicidios dolosos. Uruapan, Michoacán, ocupa el lugar ocho de la lista de 50; Zacatecas, capital, el 15; Acapulco, Guerrero, el 18, Culiacán, Sinaloa, el 25; Cuernavaca, Morelos, el 26; Morelia, Michoacán, el 27; Chihuahua, capital, el 32; Colima, capital, el 35; Benito Juárez (Cancún), Quintana Roo, el 44, Victoria, Tamaulipas, el 45; León, Guanajuato, el 47; Minatitlán, Veracruz, el 49 (El Economista 21-04-2021). La información de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana que dio a conocer el Inegi el día 19, señala que en  la primera quincena de septiembre de 2021, 64.5% de la población de 18 años y más consideró que es inseguro vivir en su ciudad, 75% siente inseguridad en los cajeros automáticos de vía pública, 68.7% en el transporte público, 61.4% en el banco y 56.2% en las calles que usa; además, que en 7.5% de los hogares hubo alguna situación de violencia entre enero y septiembre de 2021, 6.4% de la población de 18 años y más fue violentada, 7.2% mujeres y 5.4% hombres. Ayer, Rosa Icela Rodríguez informó, con sus datos, que el homicidio doloso disminuyó 3.4% en los primeros nueves meses del año, los feminicidios bajaron 63% en septiembre, y los delitos del fuero federal 23%.

 

Artículo anteriorPuntales. L.12, investigaciones e impunidad
Artículo siguienteParticipa Semarnat en el Festival Nacional por el Agua y los Bosques