Oaxaca, Oaxaca.- Ante la temporada de intensas lluvias y por la sismicidad del territorio oaxaqueño, la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Centro INAH Oaxaca, conjuntamente con el Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez, y las subdirecciones municipales de Centro Histórico y Patrimonio Mundial, y de Protección Civil, realizan acciones para valorar la conservación y diagnosticar el grado de riesgo que presentan los inmuebles con deterioro de la Zona de Monumentos Históricos (ZMH) de esta ciudad.
En estas tareas también se han incluido los bienes catalogados con valor patrimonial ubicados fuera del polígono de la ZMH, inscrita en la Lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO, en 1987.
Las acciones, realizadas en las últimas semanas, se enmarcan en el Programa de Atención a Inmuebles en Mal Estado (PAIME), propuesto para apoyar la intervención emergente o inmediata, preventiva y correctiva de los inmuebles históricos desde los sismos que sacudieron al sureste y centro del país, el 15 de junio y 30 de septiembre de 1999, y que afectaron los monumentos históricos de manera significativa, entre ellos, los que abarca la ZMH de la ciudad de Oaxaca.
El especialista del Centro INAH Oaxaca, Raúl Pacheco Pérez, explica que a partir de esta situación emergente, a través del PAIME, el INAH en el estado reimpulsó la iniciativa de acercamiento de mayor alcance con la ciudadanía, para que atienda sus inmuebles en malas condiciones, particularmente con los propietarios de monumentos catalogados.
Es una propuesta abierta para todas las edificaciones dañadas y custodiadas por particulares, ubicadas en la ciudad de Oaxaca. Cabe destacar que el INAH no cobra cargo o derecho alguno por la autorización ni por la asesoría, y ha logrado que el Ayuntamiento revise y omita el pago de derechos por las licencias de construcción, destaca el arquitecto.
“Es decir, el programa garantiza que los propietarios reciban el diagnóstico de especialistas y las asesorías gratuitas por parte del Centro INAH Oaxaca, y así puedan omitir los pagos al municipio para la intervención emergente, lo que permite un ahorro útil para que los particulares puedan invertir esos recursos, fundamentados en conocimiento especializado, para la intervención preventiva, correctiva o de mantenimiento de sus edificaciones históricas en riesgo, de manera expedita”.
La Subdirección de Protección Civil municipal calcula aproximadamente entre 350 y 400 inmuebles en malas condiciones, valorados desde las fachadas, ya que se trata de propiedades particulares. Por ello, las acciones se han coordinado con el Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez, y las subdirecciones de Centro Histórico y Patrimonio Mundial, y de Protección Civil, a fin de establecer contacto directo con los propietarios.
En el Centro Histórico de Oaxaca son varios los inmuebles catalogados que pueden representar un riesgo para el tránsito público; sin embargo, numerosos edificios en mal estado de conservación se localizan fuera del polígono de la ZMH.
Aunque gran parte de los inmuebles considerados tienen daños menores o moderados, Pacheco Pérez advierte que el número de inmuebles en mal estado va en incremento, ya que no cuentan con mantenimiento regular. Por ello, dice, se hace la revisión coordinadamente con las subdirecciones municipales citadas.
La intención, reitera, es atender todos los inmuebles que representen riesgo, sean monumentos catalogados o que no están dentro del perímetro, “por supuesto, si son Monumentos Históricos se deben tratar con especial atención por la importancia del inmueble, al tiempo de lograr que el bien considerado patrimonio histórico se intervenga de manera adecuada, y no represente un riesgo para la ciudadanía.
Son edificaciones consideradas bienes patrimoniales por su alto valor histórico, dado que en sus espacios han quedado plasmados acontecimientos relevantes o bien marcaron una etapa social, política o cultural de nuestro país”.
Por lo anterior, señala, demandan el seguimiento de su conservación ante la necesidad de ser intervenidos, de acuerdo con la Ley Federal Sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, su respectivo reglamento y el reglamento general de aplicación del Plan Parcial de Conservación del Centro Histórico del municipio de Oaxaca de Juárez, entre otros ordenamientos que dictan la normatividad vigente.
“La mayoría de los inmuebles en malas condiciones son propiedad privada, y quien tiene que aportar el monto de inversión es el propietario, porque finalmente es el beneficiario y el responsable del inmueble. A veces estamos a las puertas de las propiedades que están en malas condiciones pero no hay quien atienda la invitación que hacemos a que intervengan y den mantenimiento a sus inmuebles, claro, no son todos los casos”.
Como parte de las acciones, el próximo 19 de septiembre habrá un simulacro en un inmueble en malas condiciones, en la calle de Murguía, con la intención de sensibilizar a la población sobre el tema. El especialista adelanta que en esta actividad se considerarán diversas variables y escenarios, como algún supuesto herido, y tomar acciones que definan la ruta a seguir en una contingencia real.
“Consideramos que con este simulacro los ciudadanos podrán reflexionar sobre la importancia del mantenimiento de los inmuebles. El edificio donde se hará ha sido ya intervenido para evitar cualquier riesgo. El Centro INAH Oaxaca y su personal especializado estamos en la mejor disposición de apoyarlos”, finaliza.

Artículo anteriorCreció 2.7 por ciento la producción de chile verde en México en 2020 y registra mayor demanda en los mercados internacionales
Artículo siguienteEl INAH descubre escalinata original y ofrenda con dos figurillas masculinas en la Zona Arqueológica de Xochitécatl, en Tlaxcala