Por Alejandro Villegas

El ciudadano presidente presentó, mediante la mesa de alto nivel con el gobierno estadounidense y la misiva enviada al presidente Biden, su estrategia para frenar la migración, en busca del sueño americano.
Busca que sus programas Sembrando Vida y Jóvenes construyendo el Futuro, cuenten con el apoyo del gobierno estadounidense para ser replicados en los países de Centroamérica como elemento que ponga un alto al fenómeno migratorio.
De entrada, hay que reconocerlo, la propuesta fue escuchada y leída, pero de ahí a que sea aceptada en los términos planteados por el ciudadano presidente hay une enorme distancia.
Obviamente, durante más de una gestión, el gobierno estadounidense ha buscado frenar el ingreso de migrantes a la tierra de oportunidades que fue fundada precisamente por migrantes.
Sin duda, detrás de la estrategia del ciudadano presidente está la búsqueda de proyección internacional, que en el mediano plazo le permita incrementar su capital político y proyectarse como un líder regional.
Ya el tiempo y las circunstancias se encargarán de ubicar al ciudadano presidente y hacerle ver que el gobierno de los Estados Unidos no es el pueblo bueno que le aprueba a mano alzada todas sus propuestas.
Alumnado
Los contagios de COVID-19, aunque mínimos, que se han registrado entre alumnos de educación básica, exhiben la realidad.
Esa realidad que puede cobrar mayores proporciones, si el ciudadano presidente y su séquito insisten en minimizar las afectaciones.

Artículo anteriorAsiste Barbosa Huerta a Premiación Local del Ciudadano del Año por “Grupo Salinas”
Artículo siguientePresenta Turismo documental para conmemorar 200 años del Chile en Nogada