En una mañanera de aceptación, el presidente se tarda casi una semana en recorrer todas las etapas clínicas del duelo para reconocer que en la Ciudad de México avanzó el conservadurismo y que siempre había estado a la vanguardia.

Lamentó que esta división esté siendo utilizada por los adversarios para colocar las diferencias entre el lado de la clase media y alta y la baja. Resaltó que son unos hipócritas, clasistas y racistas, sin dejar de recordar la campaña negra que hicieron a su partido por la Línea 12.

Posteriormente, recordó el resultado de estas elecciones: “Nos fue tan mal que de 15 estados, obtuvimos 11 y en la cámara de diputados sólo ganamos 185 de 300, no fue mal. Los del partido conservador avanzaron bastante…”

Prefirió no meterse en el tema de la contratación de influencers de parte del Partido Verde para persuadir a la gente a votar por ellos y dijo que esta vez no hubo fraude o no se está diciendo que fueron elecciones de Estado: “no voy a opinar, ya dije mucho, es tema de la fiscalía…sí hubo alguna que otra cosa pero nada grave…”

Defendió a la clase trabajadora y de escasos recursos, explicó que todos los que reciben apoyo entendieron más los objetivos de este gobierno considerando que se les está regresando dinero que es del pueblo, que les pertenece y criticó a aquellos que han dicho que los pobres no pagan impuestos: “es un mito, la clase trabajadora paga más que los empresarios…”

Dio un informe pormenorizado del rescate de los 7 cuerpos de mineros atrapados en Coahuila. Informó que anoche se localizó el último cuerpo  tras el derrumbe de una mina en Múzquiz, Coahuila.

Puntualizó que se trabajaron 150 horas, los 7 días de la semana e intervinieron la SEDENA, la Secretaría de Economía, la SSPPC, la STPS, Protección Civil, la Guardia Nacional, el gobierno estatal y el municipal: “enviamos de nuevo nuestro pésame a los familiares.”

Recordó que también se rescatará a los mineros de Pasta de Conchos y dijo que es un tema pendiente del Estado.

Finalmente, se fue con todo contra los medios de comunicación acusándolos de  inmorales y faltos de ética y contra los intelectuales orgánicos “es lamentable el servilismo al poder económico y todo porque vivían colmados de atenciones. Eran los hijos predilectos del régimen.”