La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y el representante de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) en México, Mark Manly, sostuvieron un encuentro virtual para dar continuidad y fortalecer los lazos de cooperación entre ambas entidades, en beneficio de las personas refugiadas, solicitantes de asilo y apátridas en el país.

Durante la reunión, ambos resaltaron que las reformas en materia de niñez recientemente aprobadas a las leyes de Migración y sobre Refugiados, Protección Complementaria y Asilo Político son un avance muy significativo en México y la región.

La secretaria Olga Sánchez Cordero enfatizó que, a partir de su entrada en vigor el 11 de enero de 2021, el Instituto Nacional de Migración (INM) no albergará a ningún niño, niña o adolescente, respetando el principio de unidad familiar.

Por su parte, Mark Manly reiteró la disposición del Acnur y otras agencias de las Naciones Unidas para apoyar al Gobierno de México en la implementación de las reformas en materia de niñez.

Asimismo, con relación a la reforma al artículo 30 constitucional, recientemente aprobada por el Congreso de la Unión en materia de nacionalidad, la titular de Gobernación señaló que tres estados han manifestado su aprobación a la iniciativa.

Reconoció la importancia del mandato del Acnur en México y la necesidad de continuar con la colaboración de manera cercana a través de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), en un contexto de incremento del número de solicitantes de asilo.

Igualmente, Mark Manly refrendó su compromiso con las personas que requieren protección internacional en el país y subrayó su disposición para complementar los esfuerzos del Gobierno de México y las organizaciones de la sociedad civil.

En referencia al artículo 30 constitucional coincidió con la secretaria de Gobernación en que con su aprobación, la reforma prevendrá posibles casos de apatridia, con lo cual se acerca a los estándares contemplados en la Convención para Reducir los Casos de Apatridia de 1961, de la cual México aún no es parte.

Con esta reunión, la Secretaría de Gobernación refrenda la naturaleza institucional que emprendió en la administración de la Cuarta Transformación, abocada a la protección de los derechos humanos que constituyen el elemento principal de la nueva gobernabilidad y gobernanza en el país, y cuya labor continuará en 2021.

Además, con este encuentro tanto el Gobierno de México como Acnur reiteran su convicción para cooperar mutuamente, a fin de proteger y garantizar los derechos de personas refugiadas, solicitantes de asilo y apátridas en México.

 

 

Artículo anteriorEntra en vigor reforma que regula el teletrabajo en México
Artículo siguienteEn prisión, padre señalado por violación de su hija de 12 años: Fiscalía de Puebla