Imagen: proyectopuente.com.mx

Excélsior. De no destrabarse antes de este martes la problemática en el Senado en torno a la designación del fiscal general habrá crisis “inédita” en el Congreso por la falta de mesa directiva, que ha venido bloqueando la bancada del PAN, advirtió el priistas Jorge Carlos Ramírez, aseveró en entrevista con Pascal Beltrán del Río, para Imagen Radio.
Citó como ejemplo, que reformas pendientes como la de Seguridad, no podrán discutirse debido a la falta de una mesa directiva, por lo que cualquier decisión no tendría legalidad.
Otro problema que podría presentarse es que el viernes el secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade, no entregue el Paquete Económico 2018, por la falta de la Mesa Directiva; además, el Congreso podría parar sus funciones.
La Cámara de Diputados no puede funcionar en tanto no tenga una mesa directiva constituida, agregó. Estaríamos en una situación inédita y complicada para el país”, Explicó que si bien la ley no prevé un escenario como el que pueda ocurrir mañana, la Cámara podría interpretar la ley y el reglamento para que, por ejemplo, la mesa directiva actual y que preside la legisladora Guadalupe Murguía, extienda su periodo; no obstante, se “podría impugnar porque no es legal”.
Ramírez Marín consideró que quienes se oponen a la instalación de la presidencia en la Cámara podrían manifestarse de otra manera si se establece este órgano.
Creo que el tema está en que los que hoy protestan pueden analizar que constituyéndose la Cámara de Diputados pueden utilizar medios de protesta más válidos para lograr el mismo objetivo”, afirmó para el programa radiofónico, Primera Emisión.
En tanto, el coordinador del PAN en San Lázaro, Marko Cortés, culpó al “PRI-Gobierno” de la crisis en el Congreso por buscar “imponer un fiscal a modo”.
Si el congreso mexicano está en crisis es por el PRI-Gobierno por querer darnos atole con el dedo con el sistema nacional anticorrupción por poner a un fiscal encubridor”, aseguró también en entrevista con Pascal Beltrán del Río.

Coincidió con el priista en que una interpretación de la ley es que la actual mesa directiva continúe con su cargo, aunque reviró que la solución la tiene el PRI si decide corregir el transitorio que permite que el actual procurador se convierta en el Fiscal Congreso.
“El PRI tiene en sus manos resolver esto. En el momento en el que se destrabe el transitorio, nosotros estamos en condiciones de dejar que se instale la mesa directiva”, aseguró Cortés.