Imagen: amqueretaro.com

El secretario de Hacienda, José Antonio Meade Kuribreña, informó que el paquete económico 2018, que entregará personalmente este viernes, no tendrá cambios tributarios ni modificaciones al impuesto especial sobre producción y servicios en las gasolinas, para aminorar el impacto de la liberalización en los precios de combustibles. Además, se buscará dotar de recursos suficientes para el combate a la inseguridad.
Indicó que el paquete se entregará constitucionalmente el viernes 8 de septiembre, “y habremos de estar atentos en la secretaría para saber cuál es la modalidad de entrega, pero estoy cierto que privará en el ánimo de todos los actores la necesidad de que el país funcione, mande certeza, de que sus instituciones funcionen y cumpla con la ley”.
Asimismo, confió: “Tenemos un buen paquete y tendremos las instituciones en la capacidad plena y jurídica de procesarlo adecuadamente para que en medio de muchas de las incertidumbres que hoy enfrentan los mexicanos no abonemos con un elemento de incertidumbre adicional poniendo en riesgo nuestras instituciones.
Sobre los precios del petróleo fijados en el Paquete Económico para 2018, explicó que no se guiaron por la coyuntura sino por los precios en los mercados de futuros y lo que se hace siempre es reflejar el mejor consenso del mercado.
Por ejemplo, refirió, para construir la plataforma de extracción “platicamos con Petróleos Mexicanos y con la Secretaría de Energía para tomar en consideración los estimados de uno y otro de la evolución de la plataforma. Para estimar el precio tomamos en consideración futuros, para el tipo de cambio el consenso de los analistas del mercado es un insumo relevante y así para cada una de las variables “.
Afirmó que de esta manera, cada variable encuentra soporte en información del mercado y eso es lo que ha permitido anclar el paquete y otorgar confianza. No es estrictamente información de la coyuntura, aun cuando el paquete se entregue en el segundo semestre y que el Congreso tenga tiempo, no sólo para analizarlo, sino para verlo otro mes y, en consecuencia, hacer los ajustes que sean necesarios para que siga siendo vigente y relevante.
Meade Kuribreña afirmó que el paquete tiene dos elementos que le dan anclaje. Por un lado, reducir nuestro nivel de déficit y eso fija un techo de gasto. Anticipó que ese techo será ligeramente superior al que se registró el año pasado, pero dentro del mismo se tiene que tomar en cuenta que hay algunos rubros que crecen igual que la recaudación, como son las participaciones y aportaciones, así como otros rubros que crecen más que la recaudación, como el gasto pensionario.
“Ante este panorama, el gobierno afrontará un entorno con un recorte que será menor al que hemos visto en años anteriores y que por lo tanto estaremos en una mejor capacidad como administración de asumir de buena manera”, finalizó.