El gobernador Marco Mena se reunió con el Obispo de Tlaxcala, Monseñor Julio César Salcedo Aquino, para refrendar la relación respetuosa y de trabajo conjunto que mantendrá con la institución católica, que permita establecer propósitos comunes para que las comunidades y la población del estado estén en mejores condiciones.
Durante el encuentro, el Gobernador Mena y el Obispo Julio César Salcedo coincidieron en el orgullo que representa para el pueblo de Tlaxcala la canonización de los niños mártires tlaxcaltecas, el próximo 15 de octubre, a cargo del Papa Francisco, en El Vaticano.