Imagen: La Jornada

El embajador de Corea del Norte en México, Kim Hyong Gil, tildó de medida ignorante, sin fundamento ni moral su expulsión de México, y advirtió que su país seguirá “avanzando firmemente en el fortalecimiento del armamento nuclear, mientras la Casa Blanca no abandone completamente su política de hostilidad”.
El diplomático, que deberá abandonar nuestro país a más tardar este domingo, calificó como ignorante la decisión de declararlo persona non grata con el argumento de que su nación ha violado el derecho internacional y las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU con sus ensayos nucleares.
También explicó que el problema nuclear de la península coreana es producto de la política de hostilidad de Washington hacia su país y no tiene nada que ver con México.
En un mensaje emitido desde la embajada puntualizó que no habría una ilusión más errónea si Estados Unidos y sus servidores piensan que con estas medidas cobardes pueden presionar a la República Popular Democrática de Corea y hacerle dar pasos atrás.
Hemos logrado poseer las armas nucleares más potentes en medio de las sanciones más crueles del mundo, por lo cual no tenemos nada que temer.
Kim Hyong Gil dijo al gobierno mexicano que para hablar de las violaciones al derecho internacional primero tendría que condenar a la nación vecina del norte, la cual durante más de 50 años ha intentado aplastar a un país soberano y, año con año, realiza abiertamente ejercicios de guerra de gran envergadura para agredir a Norcorea.
Acompañado por diputados de Morena y miembros del Partido Popular Socialista, Kim Hyong Gil explicó que su país se ha visto obligado a tomar medidas de autodefensa para salvaguardar su independencia y su derecho a la existencia, lo cual es legítimo frente a la coerción y la arbitrariedad de Washington, quien ha venido practicando una política agresiva y de chantajes nucleares contra la República Popular Democrática de Corea.
Si pone la tilde de violaciones al derecho internacional a estos esfuerzos, ello no sería más que una ignorancia, subrayó el diplomático, quien viajará a Cuba el domingo, trascendió.
También resaltó que su país ha considerado como ilegales e inhumanas las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, porque han sido fabricadas de manera artificial por las fuerzas hostiles a Norcorea, encabezadas por Estados Unidos.
Además consideró ridículo que el único país que hasta el momento ha utilizado las armas nucleares contra la humanidad califique las medidas autodefensivas de otras naciones con armas nucleares como una amenaza a la paz mundial, y obligue a la ONU a impone sanciones.