Con el objetivo de garantizar el acceso a los productos de primera necesidad y evitar abusos en su comercialización, la Procuraduría Federal del Consumidor implementa un despliegue en las zonas afectadas por la tormenta tropical Lidia, en Baja California Sur.
Por instrucciones del Procurador Federal del Consumidor, Rogelio Cerda Pérez, personal de la Delegación de Profeco en dicha entidad recorre las colonias siniestradas para evitar actos de especulación, ocultamiento o encarecimiento de artículos básicos y sancionar abusos.
Este domingo el personal de Profeco visitó las colonias de Caribe bajo, Real Unidad, Gastelum, Tierra y Libertad, así como la colonia Centro en Cabo San Lucas. Asimismo, verificó el funcionamiento de 16 tiendas departamentales en Los Cabos, 15 en La Paz, y 8 más en la llamada Zona Norte, conformada por los municipios de Comondú, Loreto y Mulegé.
Mediante los recorridos se constató que el 100% de los almacenes privados en el estado operan normalmente y cuentan con un inventario de víveres de al menos 8 días, lo que descarta un escenario de desabasto.
El titular de Profeco advirtió que no se tolerarán acciones que lesionen la economía de las familias afectadas, particularmente en un momento de alta vulnerabilidad.
El despliegue de la Procuraduría Federal del Consumidor refuerza las acciones de recuperación tras el paso del meteoro en la Península de Baja California que implementa el Gobierno de la República, por instrucción del Presidente Enrique Peña Nieto, a través del Plan DNIII.
La Profeco pone a disposición de la población los canales de denuncia para reportar cualquier irregularidad a través del Teléfono del Consumidor 55 68 87 22, en la Ciudad de México y área metropolitana; el 01 800 468 8722, sin costo en el resto del país, y de las redes sociales oficiales en Twitter: @Profeco y en Facebook: ProfecoOficial.