Durante su segundo día de actividades en Xiamen, China, el Presidente Enrique Peña Nieto participó en el Diálogo de Economías Emergentes y Países en Desarrollo, que se celebra en el marco de la IX Cumbre de los BRICS.
México, junto con Egipto, Guinea, Tailandia y Tayikistán, es uno de los países invitados por China ─que ostenta la Presidencia rotatoria de los BRICS─ a este Diálogo que tiene como propósito intercambiar experiencias sobre cuatro temas principales: 1) Colaboración para el avance de la implementación de la Agenda 2030; 2) Profundización de la cooperación sur-sur; 3) Promoción de la conectividad y el comercio, y 4) Mecanismos para la erradicación de la pobreza.
Durante su intervención, el Presidente Peña Nieto subrayó que nuestro país ha asumido la implementación de la Agenda 2030 como un compromiso de Estado que involucra a todos los órdenes de gobierno, quienes trabajan de manera coordinada con actores de la sociedad civil, el sector privado y la academia para lograr la plena implementación de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), definidos por la Organización de las Naciones Unidas.
Otro de los ejes temáticos del Diálogo de Economías Emergentes es el intercambio de buenas prácticas en materia de políticas públicas para el combate a la pobreza. Al respecto, el Presidente señaló que erradicar la pobreza y lograr que el desarrollo llegue a todos requiere cambios profundos en la forma en que viven y conviven nuestras sociedades, comenzando por la educación.
En este sentido, el Mandatario compartió ante los líderes lo que en México se está haciendo en torno al Objetivo Seis de los ODS, es decir, la promoción de la Educación de Calidad, y se refirió a los tres pilares de la reforma educativa ─mejores maestros, mejores escuelas y mejores contenidos─ como la hoja de ruta para seguir ofreciendo a los niños y jóvenes del país las mejores herramientas de desarrollo.
El Presidente habló de la necesidad de continuar profundizando la cooperación internacional para el desarrollo, haciendo hincapié en la prioridad de defender el libre comercio y de fortalecer el sistema multilateral de comercio basado en reglas.
Finalmente, el Primer Mandatario agradeció al Presidente Xi Jinping por su hospitalidad y su invitación a este evento, subrayando la importancia de este Diálogo como un ejercicio que permitirá identificar y replicar mejores prácticas en materia de desarrollo que se adapten a distintos contextos nacionales. Asimismo, reconoció que se trata de una oportunidad idónea para fortalecer la cooperación internacional y robustecer los intercambios, tanto a nivel bilateral como multilateral, entre los países participantes.
México reconoce el peso e influencia de cada uno de los BRICS. Su participación en esta Cumbre sirvió para reforzar la presencia y el liderazgo de nuestro país en el escenario internacional, y para refrendar su vocación como un actor con responsabilidad global.
En conjunto, los países miembros de los BRICS ocupan 26% de la superficie terrestre; concentran 42% de la población mundial; han contribuido con, aproximadamente, la mitad del crecimiento económico global en los últimos 10 años; tienen amplias reservas de recursos naturales, y todos forman parte del G20.