El arte urbano tridimensional del alemán Edgar Mueller llega a la Ciudad de México, a partir de este 12 de septiembre, para fascinar a sus habitantes y hacerlos partícipes de los murales que utilizan el suelo como lienzo y juegan con la perspectiva e ilusión óptica de sus admiradores.
El Monumento a la Revolución y la Puerta Monumental de los Leones, en Chapultepec, serán los escenarios donde el artista plasmará sus obras.
El titular de la Agencia de Gestión Urbana (AGU) de la Ciudad de México, Jaime Slomianski Aguilar, resaltó que no existe antecedente de que alguna pintura con estas características haya sido exhibida en las calles de la capital del país, por lo que es una oportunidad única para que la población aprecie este arte.
Destacó que es la primera ocasión en que el artista trabaja en una plaza pública emblemática como lo es el Monumento a la Revolución, donde a partir de este martes 12 de septiembre comenzará a plasmar un diseño de mil metros cuadrados, aproximadamente, y se convertirá una de las tres pinturas más grandes que ha realizado en el mundo; las otras dos fueron en Singapur e Irlanda.
El City Manager explicó que las obras tridimensionales serán elaboradas con pintura epóxica a base de agua, plasmadas en placas de concreto, de una dimensión de 90 por 90 centímetros, con el fin de que la exhibición pueda ser itinerante, ya que la obra perdura hasta dos años expuesta a la intemperie.
Agregó que en la CDMX será la primera vez que el artista alemán pinte en bloques, como si se tratara de un rompecabezas, pues en otras ciudades del mundo ha plasmado su arte sobre el suelo; sin embargo, este no puede ser itinerante, no llega a tanta gente y la obra tiene menor durabilidad.
Para la creación del diseño que lleva por nombre “Amor Eterno”, dijo, Edgar Mueller se inspiró en elementos de la creación de la vida como el agua y el fuego, además de imágenes del México-Tenochtitlán, por lo que se podrán observar los volcanes Popocatépetl e Iztaccihuatl.
Sostuvo que durante el tiempo de realización, los capitalinos podrán acercarse al Monumento a la Revolución para observar el desarrollo de la obra tridimensional y apreciar la técnica que utiliza el artista para pintar.
Experiencia internacional
Mueller se ha dedicado a realizar murales tridimensionales de cascadas, cuevas y precipicios, utilizando el suelo como un lienzo, bajo una técnica pictórica llamada “anaformismo”, que consiste en engañar a la vista jugando con la perspectiva y otros efectos ópticos.
A los 16 años de edad, el artista urbano comenzó a participar en concursos internacionales, lo que hizo que sus obras fueran reconocidas rápidamente a nivel mundial. Ha pintado en las calles de diferentes ciudades de países como Alemania, Canadá, Irlanda y Rusia, entre otros.
En 1998, fue reconocido en el Festival de Pintura Urbana más grande del mundo, llamado “The Grazie Festival” como “Maestro Madonnari”, maestro de pintura urbana, título obtenido por muy pocos artistas en el mundo.
Édgar acudió a cursos con artistas conocidos y tiene extensos estudios en el diseño de la comunicación; sin embargo, siempre ha sido autodidacta, buscando nuevas formas de expresarse y crear su propio estilo.