La subsecretaria de Hacienda y Crédito Público, Vanessa Rubio Márquez, presentó la Estrategia Nacional de Educación Financiera (ENEF) en el Salón Tesorería de Palacio Nacional, que reúne los esfuerzos de distintas instituciones y expertos a fin de alcanzar una mayor inclusión financiera.
La Estrategia Nacional de Educación Financiera sienta las bases de las acciones que se encaminarán a acercar la información y las herramientas necesarias para que los ciudadanos hagan un correcto manejo y planeación de sus finanzas personales y las de su negocio, a partir del conocimiento de los beneficios y riesgos de los distintos productos y servicios financieros existentes en el mercado.
En el marco del III Foro Internacional de Inclusión Financiera, Rubio Márquez enfatizó la importancia de que la población conozca la existencia de los servicios financieros y tenga un mayor conocimiento sobre la planeación de sus finanzas personales.
Comentó que es necesario trabajar en la conectividad e infraestructura financiera, así como en disminuir la desconfianza de la población en el sector financiero.
Además, dijo que parte importante del desarrollo de la Estrategia es el mayor uso y aprovechamiento de las herramientas que brinda la tecnología.
Durante su ponencia, la funcionaria enumeró los seis ejes que rigen la ENEF, que consideran las diferentes etapas de vida y necesidades de la población y de las empresas:
1. Educación Financiera en el Sistema Educativo Nacional, que permitirá incorporar conceptos de educación financiera en el currículo de educación básica y media.
2. Acciones focalizadas a segmentos de la población, lo que incluye la bancarización de los programas sociales complementada con esfuerzos de educación financiera.
3. Incentivar la comparación de productos a través de información útil, uniforme y de fácil acceso.
4. Nuevos canales de acercamiento y difusión.
5. La estrategia incluye la presentación de la Ley FinTech al Congreso de la Unión para un adecuado marco regulatorio que fomente el desarrollo del sector.
6. Generación de datos y mediciones que permitan incorporar resultados al proceso de diseño y evaluación de las intervenciones de política pública en materia de educación financiera.
Las acciones de la Estrategia se complementan y refuerzan para lograr un ecosistema integral en el que la educación financiera sirva como motor para incrementar el bienestar de la sociedad en su conjunto.
La subsecretaria dijo que esta Estrategia ha integrado un particular énfasis de la inclusión financiera de las mujeres, pues ésta abre oportunidades de las familias en las comunidades y es esencial para el desarrollo del país.
La subsecretaria de Hacienda comentó que la mayor bancarización de los programas sociales permitirá que las personas puedan tener acceso a otro tipo de servicios financieros.