Villahermosa, Tabasco.- La inclusión de las personas con discapacidad se debe abordar desde tres aspectos fundamentales: la familia, la escuela y el trabajo; pero por ser base de nuestra sociedad y del desarrollo del individuo, el entorno familiar es el que tiene mucho más importancia, señaló la presidenta del Consejo Ciudadano Consultivo del Sistema DIF Tabasco, Martha Lilia López Aguilera
Dichos conceptos fueron vertidos durante el programa radiofónico Familia DIF, Nuestra Familia, en el que la profesora López Aguilera tuvo como invitada a Alicia Manzanilla Fojaco, directora de Salud y Bienestar del Centro Frederic Soler A. C., e indicó que en la medida en que exista salud emocional por parte de los padres de discapacitados, se marcará la diferencia para que estas personas logren desarrollar otras capacidades.
Al respecto, Manzanilla Fojaco explicó que la atención a estos casos debe iniciar desde que se recibe la noticia de que un miembro de la familia nació con alguna discapacidad intelectual, fisica, motriz o sensorial.
Ante estas situaciones se cuenta con tres modelos incluyentes: el manejo del estrés, las relaciones y el recibimiento en la familia, con los cuales podemos mirar, aceptar, reconocer y amar a ese nuevo miembro, quien tiene otras muchas capacidades por desarrollar dentro del círculo al que pertenece, dijo la psicóloga.
En su intervención, valoró que Tabasco es un estado con verdadera inclusión y capacidad, y que ha sido oportuna la orientación sobre los lugares a donde se puede acudir para apoyarse en cuanto a este tema.
Alicia Manzanilla expuso la importancia de que el DIF Tabasco, a través el Centro de Rehabilitación y Educación Especial (CREE), ofrezca apoyos como prevaloración, medicina subsecuente, tratamiento integral, órtesis y prótesis, estudios de audiometría, rayos X, electromiografía y valoración psicológica.