La Coordinación Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, en coordinación con el Servicio Meteorológico Nacional de la Comisión Nacional del Agua, informan que “Katia” se debilitó a Baja Presión Remanente en tierra sobre el norte de Puebla.
Añadió que tras el paso de “Katia”, dos personas perdieron la vida a causa de deslizamientos en Xalapa, Veracruz; asimismo en Puebla y Veracruz se reportan derrumbes menores, árboles caídos y algunos cortes de energía, pero la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ya trabaja para si restablecimiento.
Se prevén tormentas muy fuertes con puntuales intensas (75 a 150 mm) en Veracruz, Puebla, Oaxaca y San Luis Potosí; y Tormentas fuertes con puntuales muy fuertes (50 a 75 mm) en Tlaxcala e Hidalgo.
Asimismo se pronostican vientos máximos sostenidos de 30 a 40 km/h con rachas superiores a 60 km/h en Veracruz, Tlaxcala y Puebla.
Al momento se reportaron acumulados de lluvia en los últimos 3 días de 291.7 en Chicomapa, Veracruz; de 227.2 en Mazatepec, Puebla; de 217.5 en Presa La Soledad, Tlatlauquitepec, Puebla; y de 200.1 en Teziutlán, Puebla; por lo cual se le recomienda a la población mantenerse atentos y vigilar constantemente el nivel de los cuerpos de agua de su entidad.
Ante los efectos de este sistema, la Coordinación Nacional de Protección Civil exhorta a la población a atender las siguientes recomendaciones:
• Extremar precauciones por lluvias torrenciales con valores acumulados de hasta de 150 mm, granizadas y tormentas eléctricas en las entidades indicadas.
• Tomar precauciones por vientos fuertes con rachas de hasta 60km/h, poniendo especial atención a construcciones de material endeble, así como posibles afectaciones en espectaculares y tendido eléctrico.
• Restringir las actividades turísticas, acuáticas y reacreativas en zonas de playa en los estados antes señalados.
• Observar el nivel en los ríos y su cruce por carreteras.
• Reforzar la atención ante construcciones, cerros o laderas que pudieran haber presentado daños tras el sismo registrado este 7 de septiembre.
• Observar si hay agrietamientos, escarpes y/o rodamiento de piedras en laderas o cerros, pueden implicar riesgo de deslaves. Si es el caso, desalojar inmediatamente.
• Extremar precauciones ante posibles inundaciones, crecientes en ríos de respuesta rápida.
• Observar los niveles de los cuerpos de agua y corrientes de la región.
• Si hay lluvia intensa y/o fuerte viento, y las autoridades te solicitan acudir a un refugio temporal dirígete en compañía de tu familia.
• Extremar precauciones al transitar por carreteras, brechas y caminos rurales ante baja visibilidad, terreno resbaladizo, posibles deslaves de sierras o avenidas súbitas de agua con material de arrastre.
• No transitar por zonas inundadas, ya que puede haber sumergidos cables con energía eléctrica, no se acercarse a postes o cables de electricidad.
• No intentar cruzar cauces de ríos, arroyos, vados y zonas bajas, por posible arrastre por el agua.
• Informarse únicamente a través de cuentas oficiales.
• Dar especial atención a personas enfermas y de la tercera edad, niños y personas en situación de calle; permanecer atento a las indicaciones de Protección Civil.
• Extremar precauciones al tránsito vehicular, antes de salir a carretera verificar el funcionamiento electromecánico y limpiaparabrisas.
• Evitar salir de su hogar y transitar por carreteras con presencias de lluvias y vientos fuertes, si no es necesario.
• A los medios de comunicación, así como a las áreas de comunicación social de los tres órdenes de gobierno, mantener e incrementar el flujo de información oficial a la población sobre la evolución de este fenómeno y las acciones preventivas.
La Coordinación Nacional de Protección Civil mantiene permanente comunicación con las autoridades de protección civil de las entidades federativas, para la coordinación de las posibles medidas de seguridad que se considere pertinente ejecutar para disminuir los efectos adversos de la población.