En el marco del aniversario de la Declaratoria de las Naciones Unidas, el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, firmó el decreto por el cual se establece que la “Fiesta de las Culturas Indígenas, Pueblos y Barrios Originarios” debe realizarse de manera obligatoria cada año, con el objetivo de reconocer y proteger estas manifestaciones culturales que aportan identidad y distinguen a la capital del país como una de las urbes más pluriculturales del mundo.
“Esto es lo que necesita México, es tan grande y tan rico en manifestación cultural que si se lo mostramos al mundo, no vamos a caber en el país de tanta gente que va a querer conocerlo”.
Destacó que la Constitución de la Ciudad de México, es la primera carta magna a nivel mundial, en incluir íntegramente la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, a diez años de haber sido promulgada.
El mandatario capitalino señaló que el próximo paso para la CDMX, es garantizar leyes secundarias que complementen a la Constitución de la Ciudad de México en materia de los derechos de las comunidades indígenas, pueblos y barrios originarios.
Al inaugurar la IV edición de la “Fiesta de las Culturas Indígenas, Pueblos y Barrios Originarios” de la Ciudad de México, el Jefe de Gobierno aseguró que en la capital de país se continuará luchando para erradicar la discriminación y garantizar el reconocimiento de las garantías de este sector de la población.
“Vamos por más, vamos por las leyes ahora. Ya tenemos la Constitución; ahora vamos por las leyes, vamos a la defensa de los pueblos, de la cultura; vamos a conservar nuestras tradiciones, vamos a seguir luchando por esta nuestra Ciudad de México” afirmó el mandatario.
Destacó que en la Carta Magna de Ciudad de México se establece, que el sistema de educación será intercultural para toda la Ciudad; se garantiza el plurilingüismo y se establece el derecho de los pueblos indígenas a los medios de comunicación, el acceso a internet y a la información.
Se trata del primer reconocimiento constitucional de estos derechos cruciales, en una sociedad contemporánea.
Con la presencia de diferentes secretarías y dependencias, el mandatario capitalino explicó que este espacio servirá para acercar los diferentes programas y apoyos de gobierno a uno de los sectores vulnerables de la población.
El Jefe de Gobierno señaló que la apertura de esta Fiesta, hace referencia a un espacio de convivencia para dignificar las tradiciones mexicanas, ya que tiene como objetivo desarrollar las manifestaciones de cultura de las comunidades indígenas, tales como la práctica de medicina tradicional, muestras gastronómicas, artesanías y textiles, elaborados por los más de 800 expositores.
Señaló que debido al gran interés que el evento despierta, y a petición de los grupos indígenas de la CDMX, la Fiesta de las Culturas Indígenas será ampliada, con una duración de 10 días, en los que contará con más de 400 actividades culturales a las que los visitantes podrán acceder sin ningún costo.
Este año, la Ciudad de México festeja la diversidad cultural mediante un celebración llena de tradiciones y de identidad. Los invitados especiales son Chile, con los grupos indígenas Mapuches, Aymaras y Rapa Nui; la región maya peninsular, es decir comunidades indígenas provenientes de Campeche, Yucatán y Quintana Roo; así como San Bernabé Ocotepec, pueblo originario de la delegación Magdalena Contreras en la Ciudad de México.
En esta edición se cuenta con un stand dedicado a la oferta institucional que la Ciudad de México tiene para los pueblos indígenas.
La “IV Fiesta de las Culturas Indígenas, Pueblos y Barrios Originarios de la CDMX” abre sus puertas a partir de este fin de semana y hasta el 10 de septiembre en el zócalo capitalino, con un horario de 10 de la mañana a 8 de la noche; la entrada es gratuita.