Imagen: Nación 321

El exgobernador de Veracruz, Javier Duarte hizo trampa. A pesar de su huelga de hambre, el pasado sábado comió una sopa de verduras, que le llevó su hermano durante la visita familiar.
Luego, el ex mandatario reinició su protesta que lo ha llevado a perder siete kilos de peso.
La Jornada informó que el subsecretario del Sistema Penitenciario de la Ciudad de México, Hazael Ruíz, indicó que Duarte se encuentra bien de salud.
El funcionario agregó que Duarte “tuvo una interrupción el día sábado, pero no la ha dado por terminada. Nosotros estamos en espera de su decisión, de su determinación, en caso de que él determinará de manera voluntaria estaríamos esperando que lo formalizará. Hasta este momento no ha sido formalizado, pero sí ingirió un plato de sopa de verduras, el sábado, alrededor de la 16:30 horas”.
Tres veces al día, a Javier Duarte se le realizan revisiones médicas, se le toman signos vitales. El reporte indicó que bajó siete kilogramos de peso y se mantiene estable en su estado de salud. Permanece el protocolo de atención, en el cual le proporcionan agua, líquidos y miel.
Todas las revisiones médicas, apuntó el funcionario, se realizan a Javier Duarte en su celda ubicada en el área tres, correspondiente a ingreso del Reclusorio Norte.

Artículo anteriorIncierto reinicio de negociaciones del TLCAN; no se descarta salida de EU
Artículo siguienteCuatro muertos por tormenta Lidia; peligro en BCS y Sinaloa