En la madrugada del sábado, 18 bares, antros y centros nocturnos fueron clausurados por el Gobierno de la Ciudad de México en las delegaciones Azcapotzalco y Cuauhtémoc, en la zona de Garibaldi, como resultado del “Operativo Ciclón”.
La Policía de Investigación de la Procuraduría capitalina informó que fueron suspendidos por el Instituto de Verificación Administrativa (INVEA), nueve bares y antros, ubicados en la zona de Garibaldi, donde se efectuó una detención por delitos contra la salud, además del decomiso de 398 botellas de alcohol de procedencia extranjera.
La persona detenida fue puesta a disposición de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Narcomenudeo (FCIN), de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.
La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), también aseguró 16 botellas de bebidas alcohólicas en la delegación Azcapotzalco, donde fueron clausurados nueve establecimientos mercantiles.
INVEA efectuó el cierre de los comercios por no acreditar la documentación administrativa requerida y operar con un giro mercantil diferente al declarado originalmente, rebasar el aforo permitido y no contar con el programa interno, de acuerdo con los lineamientos de Protección Civil de la Ciudad de México.
La Secretaría de Medio Ambiente (Sedema), intervino en este operativo con la suspensión de actividades de los locales que no cumplían con los volúmenes permitidos de ruido, ni contaban con la Licencia Ambiental Única y por la mezcla de residuos sólidos y líquidos.
Los establecimientos mercantiles con suspensión de actividades son:
Cuauhtémoc: El Tapanco, Secret Disco Bar, Salón Tropicana, El Erra, Bar “69”, Bar Teatro Garibaldi, Salón Santa Cecilia, Cantina San Luis y La Hermosa Hortensia.
Azcapotzalco: Roast & Beer, Michelmanía, El Ribs, Salón de la Victoria, La Fogata, Pistos Pist, Fonda “TERE”, Olufandei, Crunch & BBQ.
En la Jefatura de la Policía de Investigación el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, hizo el llamado nuevamente a las autoridades delegacionales y propietarios para que no se permita la apertura y funcionamiento de este tipo de negocios, “no vamos a dejar que estén operando de manera irregular, son negocios que funcionan al margen de la normatividad”.
“Tenemos un alto número de lesiones por riñas en este tipo de establecimientos, así que vamos a hacer un control y un trabajo de inhibición permanente”, advirtió.
El “Operativo Ciclón” implicó un despliegue, para ambas delegaciones, de 605 elementos en 80 unidades.
La Secretaria de Seguridad Pública de la Ciudad de México (SSP), realizó un cinturón de seguridad en las zonas del dispositivo para permitir la labor del personal administrativo, a fin de preservar el orden público, todo conforme a los protocolos de actuación y en estricto apego a los derechos humanos.