Con información de las agencias Reuters, Notimex y de la Secretaría de Economía,La Jornada publicó este sábado que negociadores de México, Estados Unidos y Canadá profundizaron el fin de semana en algunos de los temas más espinosos de la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte  como las reglas de origen, servicios y la solución de controversias.
Una copia de la agenda de negociación del acuerdo comercial obtenida por Reuters revela que se espera que las reuniones sobre reglas de origen –disposición que determina cuánto de un bien está fabricado en la región– se extiendan hasta el domingo, cuando concluye la primera ronda.
El secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, dijo el viernes que es totalmente imposible establecer un contenido nacional específico por país para obtener los beneficios del libre comercio, como lo mencionó en su discurso el representante comercial estadunidense, Robert Lighthizer.
Desde el miércoles y hasta mañana domingo se realiza en Washington la primera ronda de negociaciones para modernizar el tratado vigente entre México, Estados Unidos y Canadá desde hace 23 años.
En el mundo del comercio internacional no existe un solo precedente, ni de acuerdo bilateral o plurilateral (…) ninguno que te obligue a tener contenidos nacionales, dijo Guajardo en entrevista radiofónica.
Sobre los logros alcanzados hasta ahora aseguró que el universo de revisión es tan amplio que se está avanzando en muchos temas positiva y constructivamente, aunque reconoció que los discursos y las primeras reuniones también ayudaron a ver cuáles serán los temas que realmente preocupan.
Sin embargo, Guajardo dijo, en una entrevista televisiva, que aunque hay temas difíciles de procesar el tratado no se está tambaleando. “Nos damos cuenta de cuáles son los temas más escabrosos, apuntó, al mencionar ejemplos como diferencias en el concepto de déficit comercial, la fijación de Estados Unidos de reducir sus déficit con el resto del mundo, así como reformar mecanismos de resolución de controversias. En otra momento, el funcionario federal recalcó que hasta el momento existe un buen ambiente entre los comisionados de México, Estados Unidos y Canadá, por lo que ve un panorama positivo para el acuerdo trilateral”.
No quieren el capítulo 19 y tampoco les gusta como está redactado el capítulo 11 que dirime controversias inversionista-Estado, o el capítulo 20 que resuelve controversias Estado-Estado, detalló.
El representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, enfatizó el miércoles en la apertura de las conversaciones que su país busca que los productos tengan un mayor contenido regional para ser libres de arancel, así como un sustancial contenido estadunidense en el sector automotor.
La industria automotriz de México, Estados Unidos y Canadá está instando a un enfoque más cauto en las reglas de origen, para evitar disrupciones en la cadena de suministro norteamericana construida en los 23 años del TLCAN. Sin embargo, no está claro si Lighthizer revelerá objetivos específicos para el contenido norteamericano y estadunidense respecto de los automóviles.

Artículo anteriorPor descubrirse autores de la persecución política contra Javier Duarte: Del Toro
Artículo siguienteBrigada Urbana del Ayuntamiento de Puebla, en el Barrio de Los Sapos