Gracias a la confianza de las autoridades federales lideradas por el Secretario Rafael Pachianno y por el Procurador Ambiental Guillermo Haro, la Fundación Black Jaguar-White Tiger recibió en custodia cuatro ejemplares de Pavón Cornudo (Oreophasis derbianus), que ahora son la base de la colonia reproductora que apoya nuestro proyecto de reintroducción y repoblación de especies Mexicanas en su hábitat natural.
Después de mucha dedicación y amor por la fauna, así como acciones conjuntas, se logró la reproducción natural de esta especie en las instalaciones de la fundación. Es muy importante destacar que esta es la primera ocasión en la en que se devuelven a la naturaleza Pavones Cornudos nacidos en cautiverio.
Después de estudios y análisis de las mejores zonas ambientalmente equilibradas y seguras para su reintroducción, se acordó con diferentes autoridades ambientales y de protección a la fauna, que la Reserva de la Biosfera La Sepultura es un excelente lugar para iniciar este magno proyecto, ya que la gente local es un ejemplo nacional en conservación de la naturaleza y se han involucrado desde un principio con gran entusiasmo.
Aquí los pobladores son apoyados por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) para que sigan trabajando en el aprovechamiento sustentable de palma camedor y café, además de otras actividades como el turismo de naturaleza el monitoreo comunitario de fauna silvestre. Sus habitantes son ejemplo de participación en el cuidado y protección de la naturaleza. Desde hace 10 años han destinado una superficie de 300 hectáreas de su ejido para la conservación de fauna silvestre, lo que ha permitido formar un corredor biológico de gran importancia que conecta con La Sepultura.
El hábitat del pavón, la selva neblinosa, mantiene muchas especies emblemáticas de flora y fauna en el país, este es el mismo ecosistema del mágico Quetzal, entre otros seres de gran importancia científica y de valor sentimental para nuestro país.
La única justificación para mantener en cautiverio especie silvestres en peligro de extinción es con fines reproductivos, bajo un programa de conservación integrada buscando, como en este caso, el poder reintegrar a su hábitat natural a la mayoría de los ejemplares.
Con acciones conjuntas entre gobierno y fundaciones privadas como Black Jaguar-White Tiger, se incrementan de manera directa las poblaciones y se incide directamente en la conservación de la fauna mexicana.
Dichas aves han sido monitoreadas y su estado de salud, conductual y de comportamiento son los adecuados para una liberación, así mismo, estos individuos han sido alimentados con frutos y follajes de la región, encontrándose en el momento de su liberación, en un excelente estado de salud.
El pavón es una especie de crácido de clasificación vulnerable a nivel global, es considerado como una especie rara además de estar en peligro de extinción.

Su estatus de riesgo se debe a la destrucción de su hábitat, presiones de cacería y captura de individuos vivos. Es por ello que se estableció esta alianza entre SEMARNAT, PROFEPA y la Fundación Black Jaguar-White Tiger para este gran proyecto de conservación, logrando por primera vez la liberación de dos crías nacidas en cautiverio.
Se tiene programada la liberación de otros dos ejemplares de Pavón Cornudo para el último trimestre de este año.
Se trata de un ave endémica del sur de México y Guatemala. Se clasifica taxonómicamente en un género monoespecífico de la familia Cracidae. El Pavón es conocido en 22 localidades en su actual área de distribución geográfica, sin embargo, pocos son los registros publicados para la Sierra Madre de Chiapas.
Los ejemplares de liberación son la primera reintroducción registrada celebrando con ello el fortalecimiento de las acciones en pro de la conservación y como parte de los éxitos de la actual administración de la SEMARNAT y de PROFEPA.
Por último, Eduardo Serio, de la Fundación Black Jaguar-White, hizo público el reconocimiento a todos los integrantes de la SEMARNAT por su compromiso y dedicación a la preservación de la flora y fauna Mexicana, y en este caso específico, a todas las actividades relacionadas con la protección del pavón.

Artículo anteriorExpresan SFP y CNBV interés en sumar esfuerzos en la lucha contra la corrupción
Artículo siguienteAbre SEP cuarta convocatoria de Prepa en Línea