Imagen: La Jornada

A pesar de que el presidente Enrique Peña Nieto recibió a Miguel Ángel Riquelme como gobernador electo de Coahuila, el líder del PAN, Ricardo Anaya, aseguró no tener ninguna duda de que la elección en ese estado se va a anular.
“Riquelme no va a ser el gobernador, la razón le asiste al Partido Acción Nacional y volverá a haber proceso electoral, enfatizó.
Tras reunirse con senadores blanquiazules en su reunión plenaria previo al inicio del periodo ordinario de sesiones, insistió en que fue el abanderado panista, Guillermo Anaya, quien ganó los comicios del 4 de junio pasado.
En el encuentro con el candidato priísta, Peña Nieto lo felicitó por su triunfo en las elecciones, las cuales sin embargo siguen en litigio en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.