La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente realizó la Jornada Nacional por la Certificación Ambiental en el estado de Hidalgo, donde dio a conocer las características, requisitos y beneficios del Programa Nacional de Auditoría Ambiental (PNAA).
Con la asistencia de más de 20 empresarios hidalguenses se dio a conocer los beneficios que obtienen las empresas que ingresan al Programa Nacional de Auditoría Ambiental, donde actualmente en el país participan más de 4 mil instalaciones.
Se aprovechó el foro para dar a conocer el convenio firmado entre la PROFEPA y la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (PROESPA) para estrechar las relaciones institucionales entre ambas dependencias y el reconocimiento del certificado Federal en el Estado de Hidalgo, con el propósito de mejorar el desempeño ambiental incorporando cada día a más empresas hidalguenses al Programa Nacional y Estatal de Auditoría Ambiental. A este foro asistió como ponente el Ing. Armando Montoya, Director de Promoción de la Subprocuraduría de Auditoria Ambiental de la PROFEPA.
En esta actividad, se manifestó que el carácter de la auditoría ambiental es voluntario, y de esta manera, la entidad desarrolla un programa de fomento a la realización de auditorías ambientales.
Con el desarrollo de las auditorías ambientales, las empresas identifican las oportunidades para transformar sus procesos disminuyendo sus impactos en beneficio del ambiente. Como resultado se pueden obtener programas preventivos y correctivos, de ahí la naturaleza como instrumento de prevención que tienen las auditorías ambientales dentro de la legislación ambiental
La auditoría ambiental es un instrumento de planeación para comprobar si el manejo de una organización satisface los requisitos de prevención del deterioro ambiental.
El objetivo del programa es “Mejorar el desempeño ambiental de las instalaciones empresariales, para que este sea superior al exigido por la ley”, y pueda obtener su certificado ambiental en: Calidad ambiental, Industria Limpia o Calidad Ambiental Turística dependiendo del giro de cada instalación.
Esta certificación fomenta la cultura de la “Mejora Continua” dentro de las empresas, llegando más lejos en búsqueda de áreas de oportunidad que disminuyan sus consumos de agua y energía, la producción de residuos y la emisión de CO2.

Artículo anteriorSalvaguarda FEPADE derechos humanos de víctima de violencia política de género
Artículo siguienteSEDEREC lleva la alegría más grande del mundo al Monumento a la Revolución