El Pleno de la Comisión Permanente recibió un oficio de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), donde hace un pronunciamiento sobre el Derecho de las Personas Procesadas y Sentenciadas Penalmente a una Identificación con Validez Oficial.
La Comisión señala que es trascendente que, de manera explícita, se permita a toda persona procesada o sentenciada penalmente que se encuentran en libertad, a contar con una identificación válida oficialmente, refrendando la independencia de este derecho a su condición jurídica.
El pronunciamiento refiere que no poder contar con un documento oficial de identificación que garantice el derecho humano a la identidad personal por ser procesado o sentenciado por la comisión de un delito, resulta incompatible con los principios de dignidad humana y de reinserción social, reconocidos en la Constitución.
La CNDH considera que el ejercicio del derecho a la identidad es indisociable de un registro y una cédula que permita proporcionar materialmente a las personas el ejercicio de otros derechos de naturaleza económica, social y cultural.
Debe reconocerse que los criterios previstos en el artículo 38 constitucional, para la suspensión de derechos de los ciudadanos, no implica que se les suspenda el derecho a poder contar con una identificación con validez oficial.
El oficio de la CNDH fue remitido a las comisiones unidas de Derechos Humanos y de Gobernación del Senado de la República y de la Cámara de Diputados.