Imagen: tecnobit.com

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía, reveló que el 10% de los mexicanos más pobres -12.3 millones de personas en 3.3 millones de hogares- sobrevive con 25 pesos al día, mientras que el 10% de las personas más ricas, vive con un ingreso de 512 pesos diarios.
De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) 2016, los hogares más ricos tienen un ingreso que es 21 veces el que correspondió a los más desfavorecidos.
La ENIGH también da cuenta que de los 941.8 mil millones de pesos que gastaron en total los hogares mexicanos durante 2016 en los principales bienes y servicios, 35% fue para el rubro de alimentos y bebidas.
Las carnes, con 23.3%; los cereales, con 17.9%, y las verduras, con 11.5%, fueron los rubros alimenticios de mayor consumo, en promedio.
En cambio, las familias destinan menos a los cuidados de la salud, apenas 2.7% de su ingreso total.
Por entidad federativa, la Ciudad de México fue la que registró el mayor gasto por hogar, con 43 mil 843 pesos trimestrales.
El menor gasto por hogar fue registrado en Chiapas, con 16 mil 171 pesos trimestrales. En materia de distribución, las familias en la capital del país destinan 32.4% del gasto total a los alimentos, mientras que en Chiapas se eroga 41.4% al mismo asunto.
Añade el Inegi que persiste en el país la alta desigualdad. El ingreso del 10% de los hogares más ricos es 21 veces el ingreso del 10% de los hogares más pobres.
Los 12.3 millones de mexicanos que corresponden al 10% más pobres del país, sobreviven con 25 pesos diarios, de acuerdo con cifras de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) 2016, levantada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.
En contraste, los 12.3 millones de personas que están en el decil diez de la estructura del ingreso, es decir el 10% más rico, viven en promedio con 512 pesos cada día. Esta diferencia implicó que los hogares más ricos del país tengan un ingreso que es 21 veces al que perciben las familias más pobres de México. La desigualdad también se observa por entidad federativa, puesto que el ingreso promedio por hogar en el estado más rico, que es Nuevo León, es cuatro veces el ingreso promedio por hogar en la entidad más pobre, que es Chiapas.

Artículo anteriorAumenta número de países que desaparecen periodistas: RSF
Artículo siguienteRequiere México un plan “B” por si EU sale del TLCAN