Imagen: La Jornada

Afp, AP, Reuters. Norcorea lanzó por primera vez un misil balístico de media distancia diseñado para cargar una cabeza nuclear, que sobrevoló Japón. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que todas las opciones para responder a Pyongyang, “están sobre la mesa”.
El primer ministro japonés Shinzo Abe, protestó por el lanzamiento, y advirtió que su gobierno tomará todas las medidas que sean necesarias para garantizar la seguridad del pueblo nipón. En tanto, la embajadora estadunidense ante la ONU, Nikki Haley, afirmó que debería tomarse “una decisión fuerte” con Corea del Norte,
“Suficiente es suficiente”, afirmó la embajadora, que tiene rango de ministro en la administración estadounidense. El disparo de misil que pasó por encima de 130 millones de japoneses “es inaceptable”.
El misil provocó alarma en Japón. Las sirenas sonaron en el norte y millones de ciudadanos recibieron un mensaje del gobierno en su móvil pidiéndoles que se mantuvieran a cubierto.
Tras el disparo, Shinzo Abe reiteró que el presidente de Estados Unidos Donald Trump, enfrascado en una pugna retórica con Pyongyang sobre su programa armamentístico, dijo que Washington iba a estar junto a su aliado japonés.(Pinchar en la imagen para abrir).

Después de entrevistarse por teléfono durante 40 minutos, ambos dignatarios acordaron “aumentar la presión sobre Corea del Norte”, dijo el primer ministro japonés.
Trump dijo que “el mundo ha recibido fuerte y claro el último mensaje de Corea del Norte: el régimen ha mostrado su desprecio por sus vecinos, por todos los miembros de Naciones Unidas y por los estándares mínimos de un comportamiento aceptable a nivel internacional”.
“Las acciones amenazantes y desestabilizadoras sólo intensifican el aislamiento del régimen de Corea del Norte en la región y entre todas las regiones del mundo. Todas las opciones están sobre la mesa”, declaró el mandatario.
El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá urgentemente a petición de Washington y Tokio, después de que el primer ministro japonés, Shinzo Abe, denunciara “una amenaza grave y sin precedentes”.
Abe ya había advertido que su gobierno tomará “todas las medidas” que sean necesarias para garantizar la seguridad del pueblo japonés. Por su parte, China, principal aliado y socio comercial de Corea del Norte, llamó a todas las partes a mantenerse prudentes. Aunque la situación ha llegado a un “punto de inflexión”, las “presiones y las sanciones” contra el régimen comunista de Pyongyang “no pueden resolver el problema”, aseguró el portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores, HuaChunying.
Rusia se dijo “extremadamente preocupada” y denunció una “tendencia” a la “escalada” en la crisis.
El agresivo lanzamiento _probablemente el más largo que ha hecho nunca Pyongyang_ sobre el territorio de un estrecho aliado estadounidense envió un mensaje claro de desafío mientras Estados Unidos y Corea del Sur celebraban maniobras de juegos de guerra en la región.
El misil recorrió unos 2 mil 700 kilómetros y llegó a una altura máxima de 550 kilómetros a su paso sobre la isla japonesa de Hokkaido, según el jefe del Estado Mayor surcoreano. La distancia y el tipo de misil parecen diseñados para indicar que Corea del Norte puede cumplir su amenaza de atacar el territorio estadunidense de Guam si así lo decide, además de establecer un precedente potencialmente peligroso que podría implicar nuevos lanzamientos de misiles sobre Japón.
Cualquier nuevo ensayo preocupa a Washington y sus aliados porque presumiblemente acerca al Norte a su objetivo de obtener un arsenal de misiles nucleares fiables capaces de alcanzar Estados Unidos. Sin embargo, la prueba del martes parecía especialmente agresiva para Washington, Tokio y Seúl.
Pyongyang ha hecho lanzamientos este año a un ritmo inusualmente rápido, con 13 pruebas según Seúl, y algunos analistas creen que podría tener misiles nucleares viables de largo alcance antes de que termine el mandato del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a principios 2021.
Tokio dijo que no se habían registrado daños por el misil, que según la televisora nipona NHK se separó en tres partes. Los vecinos de Hokkaido recibieron avisos del lanzamiento con alertas en sus celulares, alarmas y un correo electrónico que recomendó a la gente que se quedara en casa. Una emisora de radio emitió un mensaje de advertencia.
El misil fue lanzado desde Pyongyang a las 5:57 (hora local), indicó el Estado Mayor sudcoreano, que aseguró que se dirigió hacia el este y pasó por territorio de Japón. Corea del Sur y Estados Unidos están analizando conjuntamente los detalles, agregó el Estado Mayor en un comunicado.

 

Artículo anteriorPrisión preventiva oficiosa contra sujeto acusado de homicidio en Xicotepec de Juárez: Fiscalía de Puebla
Artículo siguienteAmérica Latina continúa expuesta a riesgo político