Foto tomada de La Jornada

El Instituto Mexicano del Seguro Social anunció la mayor compra de medicamentos y material de curación de su historia, por un monto de 55 mil millones de pesos, lo que equivale a un aumento de 13 por ciento en relación con 2016 y un ahorro del 35 por ciento.
Al dar a conocer el inicio de las licitaciones para el abasto del próximo año, el titular de la institución, Mikel Arriola, dijo que las dependencias y entidades que participan en la compra consolidada obtienen un precio unitario 35 por ciento más bajo respecto de lo que pagarían por su cuenta, y eso incluye el producto, la distribución y dispensación.
El Periódico La Jornada, informó que también la compra de este año cuenta con el mayor número de participantes: cinco dependencias federales, 20 estados de la República y por primera vez están los 23 institutos nacionales de salud, para un total de 48. Sobre las 12 entidades faltantes, el funcionario indicó que sólo Veracruz está fuera por los adeudos pendientes que tiene con los proveedores.
Con el resto, indicó Arriola, se tendrá que seguir buscando la manera de convencerlos de los beneficios que podrían obtener si se suman a la compra consolidada. Reconoció, sin embargo, la soberanía de cada estado para decidir.
Señaló que en los cuatro años previos se han obtenido ahorros por 14 mil 215 millones de pesos, de los cuales 8 mil 433 millones corresponden al IMSS. Además, indicó, con el mismo dinero se ha podido aumentar la cantidad de piezas adquiridas entre 2012 y 2016, al pasar de 814 millones a 964 millones en ese lapso.
De igual forma aumentó el número de recetas surtidas para llegar a 17 millones al mes (99.2 por ciento), mientras las quejas por falta de fármacos se redujeron. Entre enero y junio de 2013, el IMSS recibió 4 mil 339 inconformidades y en el mismo periodo de 2017 fueron 486.
En su mensaje ante representantes de la industria farmacéutica, distribuidores y fabricantes de dispositivos médicos, Arriola informó que también, por primera vez, los 48 servidores públicos involucrados en las licitaciones firmarán declaraciones de inexistencia de conflicto de interés. Se trata, explicó, de garantizar que ninguno tiene relación con proveedores y distribuidores, que están comprometidos con la transparencia y generar las mejores condiciones de compra para el Estado, es decir, prevenir actos de corrupción.
Como parte de la estrategia para garantizar la transparencia, Arriola Peñalosa comentó que los actos de las licitaciones serán públicos y toda la información se podrá consultar en el micrositio de Internet: [email protected]
Al acto efectuado en el teatro Juan Moisés Calleja, también asistieron la secretaria de la Función Pública, Arely Gómez, y representantes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc).
Las tres instancias acompañarán todo el proceso de adquisiciones; en el caso de la Unodc, dará apoyo con capacitación al personal en anticorrupción, indicó Arriola.

Artículo anteriorEn calidad de imputado, comparecerá ex director de Pemex ante la PGR
Artículo siguienteTuit de Obama contra violencia racista, con el más “me gusta” en la historia de la red