El dirigente del PAN, Ricardo Anaya Cortés, declaró que su partido se encuentra en“franco estado de guerra” con el gobierno priísta federal, porque “pretende imponer un fiscal general a modo, evitar las alianzas electorales de la oposición y ha tomado la decisión estratégica de ir primero contra el blanquiazul, como en la elección del estado de México, donde utilizó las instituciones de justicia para afectar a su candidata a la gubernatura, Josefina Vázquez Mota”.
En nota que publica La Jornada, los reporteros Georgina Saldierna y Rubén Villalpando, reseñan que Anaya resaltó por otra parte, que en la integración del Frente Amplio Opositor negocia sin soberbia, pero haciendo valer el peso y la preminencia electoral del PAN. Como parte de los principios a partir de los cuales dialoga con otras fuerzas políticas, mencionó el de complementariedad entre éstas y que no aceptará vetos contra ningún aspirante blanquiazul.Anaya Cortés participó en el primer foro de consulta para integrar la plataforma electoral panista rumbo a los comicios de 2018, que se realizó en la capital de Chihuahua.
Ante decenas de militantes, recordó que el fiscal general de la nación tendrá la responsabilidad de investigar los delitos de corrupción, enriquecimiento ilícito y narcotráfico que se hayan cometido en la actual administración o en anteriores. “Por ello el gobierno priísta quiere un fiscal a modo, que le cubra la espalda, pero eso no lo vamos a permitir bajo ninguna circunstancia y motivo”, sostuvo.
También estimó que el régimen hará todo lo posible por bloquear la integración del frente amplio, pues quieren repetir en la elección presidencial del próximo año el modelo del estado de México, donde la oposición se fragmentó.
Para el dirigente del blanquiazul, lo sucedido en territorio mexiquense es un panzazo irrepetible. No obstante, creen que sí puede pasar y han tomado la decisión estratégica de irse de lleno y a fondo contra el PAN, para tratar de arrancar el proceso electoral en la primera o segunda posición, pues piensan que la votación se va a polarizar en dos, explicó.
Recordó que en el estado de México primero usaron a las instituciones judiciales y su influencia en los medios de comunicación para intentar despedazar a la candidata de Acción Nacional, y en una segunda etapa se ocuparon de la abanderada de Morena.
Incluso planean buscar un candidato al que los panistas puedan apoyar con tal de que no gane Andrés Manuel López Obrador, dirigente de Morena.
“Este es el diseño estratégico del Revolucionario Institucional, subrayó Anaya, quien recientemente fue acusado de propiciar el enriquecimiento ilícito de su familia política, asunto aseguró que, aseguró,  “son difamaciones que se inscriben en la estratagema priísta”.

Artículo anteriorDesalentador futuro para los adultos mayores
Artículo siguienteSe queja Morena por promocionales de Peña Nieto