Imagen: La Jornada

Es difícil revertir las reformas económicas impulsadas por el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, advirtió José Antonio Meade Kuribreña, secretario de Hacienda y Crédito Público.
La Jornada informó que en la clausura de la décima octava conferencia anual de Moody’sInvestorsService, dijo que la defensa de las reformas está no sólo en que son constitucionales y en que la Suprema Corte revisó su constitucionalidad.
Además, están ancladas en contratos vigentes y eso les da permanencia y fortaleza, en la medida que ya son parte del día a día de la economía y de la forma en que hoy se hacen negocios.
La firma financiera planteó que la elección presidencial del próximo año puede representar para México un desafío más significativo que la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) ante la posibilidad de un triunfo de Andrés Manuel López Obrador, actual presidente del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) quien, aseguró Moody’s, es conocido por su oposición a las reformas que fueron aprobadas durante la administración del presidente Peña Nieto.
En un intercambio con asistentes al foro, Meade Kuribreña dijo que el ajuste que ha permitido a Petróleos Mexicanos (Pemex) mejorar su situación financiera no hubiera sido posible sin la reforma energética.
“Si alguien le pregunta a Pemex si quiere regresar a la situación previa a la reforma, la respuesta de Pemex es que no. No hay un solo actor en el sector energético que prefiera el mundo anterior a las reformas”, sostuvo.
En el sector de telecomunicaciones –otro donde fue aprobada una reforma promovida por el presidente Enrique Peña para aumentar la competencia– ya se ha desplegado la red compartida, que permitirá llevar servicios digitales a todo el país, y eso, dijo Meade, no tiene marcha atrás, porque ya hay una nueva organización y actores en ese campo.
Y, añadió, a partir de las reformas, el país tiene un sistema que compite a grado tal que el incremento en la tasa de referencia del Banco de México –que pasó de 3 por ciento en diciembre de 2015 al actual 7 por ciento– no ha sido repercutido al usuario final de los servicios financieros.
La tranquilidad de las reformas y su permanencia radica no sólo en lo jurídico, sino en que ya hay quien salga a defenderlas porque, o tiene un empleo, realizó una inversión, un proyecto o un desarrollo en un estado o municipio y ya sabe que las reformas funcionan y está en posibilidad de defenderlas, aseguró.
“Las reformas económicas sientan las bases para que cuando el entorno difícil que ha enfrentado la economía mexicana se disipe y variables como el precio del petróleo y la actividad en Estados Unidos regresen al promedio histórico, México tenga un crecimiento mucho más cercano al potencial que deberíamos haber alcanzado de no enfrentar un contexto tan adverso como el de los años recientes”, apuntó Meade.

 

Artículo anteriorPeligran periodistas por ataques de Trump a medios
Artículo siguienteEU y Corea del Sur mostraron su fuerza a Corea del Norte