El precio del aguacate no cede, para convertirse en un producto para personas con poder adquisitivo. Se mantuvo hasta en 90 pesos por kilo en mercados de la República Mexicana.
De acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), en la semana correspondiente del 21 al 25 de agosto, el oro verde como empieza a conocerse, son más de cuatro semanas que mantiene está cotización.
Mientras que en tiendas de autoservicio el aguacate se comercializó en 66.60 pesos con respecto a la semana pasada, esta mista tendencia alcista también se reflejó en la cebolla al ganar siete pesos para expenderse en 27.46 pesos el kilogramo.
Por lo que toca al precio del dulce, la bolsa con dos kilogramos de azúcar se vendió a 48.96 pesos, el jitomate en 23.55 pesos y el limón en 20.46 pesos.
La referencia a la baja se observó en la Central de Abasto (Ceda) de la Ciudad de México, donde el aguacate se comercializó a 55 pesos por kilogramo, la cebolla a 27 pesos, el jitomate mantuvo su precio de 20 pesos a la venta, mientras el cítrico llegó a 16 pesos y los dos kilos de azúcar fue de 36 pesos.
En cuanto a regiones, Tijuana fue la localidad más cara en la comercialización de estos artículos de consumo, donde el aguacate, el huevo, el jitomate, el azúcar, el limón y la cebolla conservaron sus precios de 90, 60, 35, 28, 25 y 12 pesos por kilo, respectivamente.
Por lo que toca al mercado la Acocota en la ciudad Puebla, el aguacate se vendió en 60 pesos el kilo, mientras que la cebolla tuvo un alza de 2.0 pesos para venderse al público hasta en 26 pesos; asimismo, el azúcar, el limón, el huevo y el jitomate se ofrecieron en 18, 22, 25 y 20 pesos, respectivamente.
En mercados de Monterrey, el fruto verde disminuyó su precio respecto a la semana previa, al venderse hasta en 48 pesos por kilogramo, el endulzante, el huevo y el cítrico permanecieron en 25, 22 y 20 pesos cada uno, mientras que el jitomate y la cebolla aumentaron su valor a 22 y 25 pesos, de manera respectiva.
Mérida, el aguacate y el limón mantuvieron su precio en 30 y 4.50 pesos por kilo; el huevo y la cebolla blanca subieron a 24 y 11 pesos, en tanto que el jitomate saladette y el endulzante bajaron su precio y se ofertaron en 14.50 y 16 pesos por kilogramo.