Imagen: el sudcaliforniano.com.mx

Afectaciones a la producción petrolera en Houston, Texas, por el paso de “Harvey”, no causarán problemas al abasto de gasolinas en México, afirmó Petróleos Mexicanos.
Los inventarios con que cuenta la empresa, informó a La Jornada, están programados varios buques con cargamentos de combustibles para reabastecer.
Explicó que hay barcos en costas mexicanas, principalmente en Tuxpan y Pajaritos, en espera de descargar.
Estas, añadió, son algunas medidas preventivas adoptadas ante las condiciones climatológicas que afectan a Houston, uno de los principales abastecedores de combustibles de México.
La petrolera negó cualquier riesgo de desabasto, a pesar de las previsiones sobre el posible corte de suministro por las difíciles condiciones climáticas provocadas por el meteoro Harvey, el más poderoso reportado para esa zona en 50 años.
Las condiciones propiciaron que ayer los precios de las gasolinas subieran a máximos en los pasados dos años, ya que Harvey golpeó varias refinerías e interrumpió la producción de combustibles, mientras el valor del petróleo bajó, porque la paralización de las instalaciones puede afectar la demanda de crudo.
La Agencia Internacional de Energía (AIE) dijo que por el momento no es necesario liberar combustible de los inventarios de emergencia para compensar la interrupción de suministro, porque los mercados globales de petróleo están bien abastecidos.
Aseguró que supervisa de cerca la tormenta y que está lista para enfrentar interrupciones graves de suministro. Indicó que, pese a las afectaciones, hay suficiente disponibilidad en el mercado mundial para encarar la demanda.
De producirse una merma severa, apuntó, se está en condiciones de afrontar un eventual déficit mediante el sistema de respuesta de emergencia.
Ayer los futuros de gasolina estadunidense subieron 7 por ciento, a un máximo de 1.77 dólares por galón, valor más alto desde finales de julio de 2015, pero luego recortaron su avance a 1.71, o alza de más de 3 por ciento.
En cambio, los futuros del crudo en Estados Unidos cayeron, porque la suspensión de actividades en las refinerías puede reducir la demanda.
Los futuros del West Texas Intermediate bajaron 1.3 dólares o 2.7 por ciento, a 46.57 por barril, mientras el Brent perdió 52 centavos o cerca de uno por ciento, a 51.89.
Las inundaciones causadas por dicho meteoro obligaron a varias refinerías a cerrar en la costa del Golfo de México. Fuentes aseguraron que la Motiva Port Arthur, en Texas, la más grande del país, estaba considerando suspender operaciones, por la entrada de agua a la planta. La empresa proyecta tomar hoy una decisión final.