En su propósito de prevenir factores de riesgo psicosocial como el estrés y las adicciones en los centros laborales, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) utiliza la metodología “SOLVE” de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para generar acciones a favor del bienestar emocional de los trabajadores.
Este paquete de formación, dirigido a sindicatos, organizaciones de empleadores, profesionales e instituciones responsables de la seguridad y salud en el trabajo, es una guía que permite atender casos de estrés laboral y económico, adicciones al alcohol, drogas y tabaco, de violencia y rechazo a portadores de VIH/Sida; asimismo, promueve la buena nutrición, la práctica de actividades físicas y el sueño saludable.
Con el Programa Nacional de Bienestar Emocional y Desarrollo Humano en el Trabajo (PRONABET), apoyado de esta metodología elaborada por el máximo organismo en materia laboral en el mundo, la STPS acompaña a los centros de trabajo en la tarea de impulsar acciones que contribuyan a generar ambientes laborales favorables, informo Ignacio Rubí Salazar, Subsecretario de Previsión Social de la STPS.
“El estrés se deriva de entornos organizacionales inadecuados, donde el trabajador está sometido a una gran presión, lo que hace que se presenten desequilibrios de orden emocional y busquen salida para tratar de sacar esta presión.
“Esto se empieza a constituir en una bola de nieve, en la que alcohol, drogas, endeudamiento del propio trabajador, problemas que lo llevan a tener relaciones sexuales fuera del matrimonio, que lo exponen a contagio de enfermedades venéreas, de VIH, de Sida, que también forman parte de esta cadena; lo que deriva en ausentismo y conflictos en la familia”, expuso Rubí Salazar.
A dos años y medio de su puesta en marcha, más del 64 por ciento de las empresas que se han incorporado al PRONABET corresponden a los sectores Industria, Construcción, Servicios y Comercio.
Los centros laborales del sector público representan más del 22 por ciento y las instituciones de educación superior el 10.22 por ciento, mientras que las organizaciones sindicales y patronales significan el 2.04 y 1.48 por ciento, respectivamente; por su parte, las asociaciones civiles significan el 0.68 por ciento.
La guía SOLVE incluye recomendaciones o acciones ligadas a la reactivación física del trabajador (práctica de algún deporte), para que se involucre en actividades culturales y tenga posibilidades de descansar apropiadamente a efecto de estar en condiciones para desempeñar correctamente su actividad y con ello, incluso, evitar accidentes de trabajo.
Con base en la cultura de la prevención, el seguimiento de esta técnica busca disminuir las enfermedades y accidentes ocasionados por las actividades productivas, a través de una intervención paulatina para enfrentar los riesgos psicosociales identificados.
Las causas del estrés laboral están relacionadas básicamente con cargas y jornadas excesivas e inadecuado liderazgo, entre otros factores; y quitar se traducen en consecuencias en la salud y en la organización, con impacto en la productividad.
Es necesario que el personal de las empresas aprenda a identificar cuándo un trabajador o compañero presenta algún tipo de afección, a fin de establecer las acciones que puedan apoyarlo adecuadamente.
Con esto, el PRONABET contribuye a que los trabajadores realicen sus actividades en ambientes sanos, y les permita desarrollar un esquema de mayor pertenencia dentro de sus empresas, lo cual genera un incremento en la productividad de las mismas.
“SOLVE” fue desarrollada en 2002 por el Programa Internacional de Seguridad y Salud en el Trabajo y Medio Ambiente (SafeWork) de la OIT, en colaboración con el Centro Internacional de Formación de esa organización en 2002.

Artículo anteriorIndispensable un presupuesto suficiente y bien encaminado para alcanzar una educación de calidad e incluyente
Artículo siguienteAnalizan los derechos de las audiencias en el Tercer Coloquio Miguel Ángel Granados Chapa