Imagen: Excélsior (AP)

El canciller mexicano Luis Videgaray, confió  en un desenlace en la renegociación del TLCAN entre México, Estados Unidos y Canadá, pero dijo que su país no continuará en la mesa si el presidente estadunidense Donald Trump inicia la terminación del acuerdo.
“Creemos que no sería una ruta correcta, una ruta viable, dar por terminado el Tratado, justo en un momento de renegociación”, respondió el funcionario a una pregunta sobre esa posibilidad, luego de reunirse con el secretario estadunidense de Estado, Rex Tillerson.
Videgaray subrayó que México no negociará “ni TLCAN ni ningún otro tema de la relación bilateral” a través de medios de comunicación o redes sociales, e insistió en su compromiso con una renegociación “seria” por el “proceso establecido”.
No vamos a negociar ni NAFTA (siglas en inglés del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica, TLCAN) ni ningún otro tema de la relación bilateral a través de los medios de comunicación o redes sociales”, indicó Videgaray a la salida de su reunión con su homólogo estadounidense, Rex Tillerson, en el Departamento de Estado.
Videgaray dijo que acordó con Tillerson “continuar con las negociaciones del TLCAN, que tienen ya un proceso estructurado y establecido”, y México lo hará desde una perspectiva “seria”.
El canciller mexicano replicó así a los recientes amagos por parte del presidente estadounidense, Donald Trump, de salirse del TLCAN, que Estados Unidos renegocia con México y Canadá, y a su insistencia en que sea el vecino del sur quien pague su polémica promesa de construir un muro fronterizo.
La actitud del Gobierno mexicano siempre será respetuosa, constructiva y, por supuesto, el interés nacional como primera prioridad”, afirmó, a la vez que señaló que no se había reunido con el presidente estadounidense.
(Con información de Notimex, EFE. Excélsior)

 

Artículo anteriorJavier Duarte ha perdido 7 kilos por su huelga de hambre; su salud, estable
Artículo siguienteEl Canciller Videgaray y el Secretario Guajardo analizan con funcionarios de EUA el estado de la relación comercial