La Secretaría de Economía señaló que los acuerdos de confidencialidad son una práctica regular en los procesos de negociación comercial.
Añadió que estos acuerdos sirven para establecer lineamientos comunes para el manejo e intercambio de información, y abonan a la confianza entre los participantes.
Este acuerdo no compromete las prioridades de México en las negociaciones para la modernización del TLCAN, ni tampoco limita la información que México puede compartir con el Poder Legislativo, gobiernos locales, sectores productivos y la sociedad en general, para informar oportunamente sobre el proceso de negociación.

Artículo anteriorEstabilidad alimentaria de las naciones debe permanecer segura en el marco del TLCAN
Artículo siguienteAsiste Rosario Robles a la inauguración de la XI Cumbre Hemisférica de Alcaldes