Imagen de El País

Al menos de 35 nacionalidades diferentes, procedían los 14 muertos y más de 130 heridos a causa de los atentados en Barcelona y Cambris, revelaron fuentes policiales, mientras sigue la intensa búqueda del principal sospechoso de la matanza en la capital catalana y otros cómplices.
El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, decretó a partir de este viernes tres días de luto oficial en todo el país y rindió acompañado del rey Felipe VI y numerosos personajes, un homenaje a las víctimas.
El diario español El País informó que en un mensaje a la prensa desde Barcelona, Rajoy condenó el atropellamiento masivo en el centro de la ciudad y agradeció las muestras internacionales de solidaridad.
En tanto el operativo policial sigue abierto y sigue la conmoción y el duelo en Cataluña y en España, en los hospitales donde han sido atendidas las víctimas se informó de las últimas novedades como que el número de muertos aumentó a 14, tras el fallecimiento de una mujer que fue degollada con un arma blanca en el municipio de Cambrils, en Tarragona, y el número de heridos ya supera las 130 personas, de los cuales 17 se encuentran en estado crítico y mantienen una batalla entre la vida y la muerte.

Durante la madrugada, cuando se mantenía el operativo policial en Barcelona y en el resto de Cataluña, se registró un nuevo atentado alrededor de las dos de la madrugada en la localidad de Cambrils, a unos 180 kilómetros de la capital catalana.
La policía había desplegado un control de seguridad de entrada y salida de los principales centros turísticos de la región. En un momento dado, la policía le marcó el alto a un coche Audi 3 en el que viajaban cinco ciudadanos de origen árabe, que se negaron a detenerse e intentaron huir del control y se dirigió al paseo marítimo de la ciudad.
Durante la persecución, el vehículo volcó tras chocar contra una patrulla, pero lograron salir del vehículo los supuestos miembros de la célula yihadista, que portaban unos cinturones con explosivos falsos.
En ese momento se dio un intercambio de disparos que se saldó con la muerte de los cinco supuestos miembros del comando, si bien uno de ellos, en su huida, degolló a una mujer que se encontró a su paso y que murió unas horas después en el hospital.
A pesar de que los datos que ofrecen la policía y las autoridades españolas y catalanas son provisionales, al insistir en que el operativo sigue abierto al mantenerse el riesgo alto de un nuevo ataque, hasta el momento se ha detenido a cuatro personas, se han abatido a cinco supuestos miembros de la célula yihadista y se giró una orden de búsqueda y captura internacional contra cinco ciudadanos de origen marroquí de entre 18 y 28 años.
Además de la muerte accidental que se registró en Barcelona, cuando un ciudadano español se saltó un control de seguridad atropellando a unos agentes policiales que finalmente dispararon contra él a pesar de que no tenía ninguna relación con el atentado.
Además, el supuesto autor material del atropello masivo de Las Ramblas fue identificado con el nombre de MoussaOukabir, menor de edad de tan sólo 17 años y al que se le señala como el conductor que perpetró el atentado en la céntrica calle de Barcelona.

Todavía se encuentra en paradero desconocido a pesar de que el dispositivo policial de búsqueda es muy intenso.
La policía catalana ya trabaja sobre la hipótesis de que lejos de tratarse de un “lobo solitario” “estamos frente a una “estructura” de una célula yihadista, que tendría sus centros de operación en la provincia de Tarragona, en Barcelona y en Girona, en concreto en la localidad de Ripoll, donde se identificaron a dos supuestos colaboradores o integrantes del comando que ya se encuentran detenidos. Cabe recordar que la masacre de ayer en Barcelona se la atribuyó el Estado Islámico en un comunicado, en el que felicitó a sus “soldados”.

 

 

Artículo anteriorRaúl Cervantes y Tony Gali clausuran la Cumbre de Fiscales y Procuradores de América Latina
Artículo siguienteInicia Javier Duarte huelga de hambre; acusa persecución política