El Gobierno de la Ciudad, encabezado por Claudia Rivera Vivanco, se hermanó con el municipio de Brihuega, España, para establecer vínculos turísticos, culturales, comerciales y sociales.
Esta relación bilateral responde al intercambio cultural que se dio desde el siglo XVI, cuando pobladores de Brihuega se establecieron permanentemente en la ciudad de Puebla y se dedicaron a la industria textil, así como sus derivados como son los tintes, la grana cochinilla y los utensilios.
De acuerdo al libro del 2018 “Relaciones transatlánticas en el imperio español: Brihuega, España, y Puebla, México (1560-1620)”, de la historiadora, Ida Altman.
Al respecto, la alcaldesa resaltó que la historia de la relación entre ambas ciudades da muestra de cómo estos intercambios comerciales, la importación de tecnologías y de mano de obra, producen en mediano y largo plazo, tradiciones y el desarrollo de las economías locales “Hoy Puebla es una ciudad moderna, pero enraizada en un pasado humanista, donde hemos reconocido nuestras fortalezas, nuestra herencia histórica y heroica, conscientes de su gran diversidad”, manifestó Rivera Vivanco.
Por su parte, María Teresa Valdehita Mayoral, concejal de Cultura y Patrimonio del Municipio de Brihuega, indicó que esta firma permite recuperar un legado histórico en común y abre ambas ciudades al mundo, mediante la realización de acuerdos educativos, culturales y comerciales, beneficiando a la ciudadanía con la realización de proyectos en conjunto como seminarios, congreso, talleres, becas y pasantías.
De igual forma, Ximena Escobedo Juárez, directora general de Coordinación Política de la Secretaría de Relaciones Exteriores federal, reconoció la tradición de internacionalización del municipio de Puebla, que reafirma el balance de su visión con un fuerte enfoque en Iberoamérica y la atención, como primer respondiente, a los retos globales de las ciudades.
“La firma de este hermanamiento sienta, también, las bases para las relaciones futuras entre las dos ciudades en las que habrán de profundizarse la comprensión recíproca de sus culturas”, destacó María Carmen Oñate Muñoz, embajadora de México en España.
Además, este fortalecimiento de lazos de hermandad, cooperación, relaciones comerciales e inversiones, tienden puentes de paz y prosperidad de las comunidades en ambos países. “Hoy, importamos y exportamos la voluntad de intercambiar el pensamiento desde todos los parámetros posibles”, así lo señaló Luis Manuel Viejo Esteban, alcalde del Municipio de Brihuega, España.
En este evento estuvieron presentes Edgar Damián Romero Suárez, secretario del Ayuntamiento; Bernardo Aguilar Calvo, director General Para Europa de la Secretaría de Relaciones Exteriores federal; Flora del Amo, portavoz del grupo de la iniciativa Ciudades; Eusebio Robles González, delegado Provincial de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, España; y de la provincia de Guadalajara, España, Rubén García Ortega, vicepresidente de la Diputación, y Teresa Franco Bañobre, diputada de Cultura y Educación.