Al inaugurar un cuartel de la Guardia Nacional en Tijuana, Baja California, el presidente Andrés Manuel López Obrador destacó que ya inició en la República la vacunación contra COVID-19 a las personas adultas mayores.
El mandatario hizo un llamado urgente a evitar el acaparamiento y facilitar a todo el mundo el acceso equitativo a las vacunas. Lamentó que 10 países concentran el 80 por ciento de estas, mientras que 70 países, incluido México, solo acceden al 20 por ciento.
“Lo más grave, lamentable, reprobable, es que cerca de 120 países no tienen ni una sola dosis de vacunas y esto no puede pasar de noche, desapercibido; se tiene que decir para llamar a los gobiernos donde están las plantas de producción de vacuna a que actúen con más solidaridad, con fraternidad. Es el momento de demostrar con hechos que hay una política en el mundo en favor de los derechos humanos y en este caso en favor del derecho a la salud, del derecho a la vida, que es el principal de los derechos humanos”, expresó.
Reconoció a los gobiernos de India, China y Rusia por el respaldo que han dado a México para consolidar la compra de vacunas.
Dijo que habrá “para todos los mexicanos y gratuito porque hemos manejado con honradez el presupuesto y por eso nos alcanza para atender las necesidades del pueblo y se tienen ya reservados 32 mil millones de pesos para la adquisición de todas las vacunas y ya hay contratos con farmacéuticas y hemos contado con el apoyo de gobiernos extranjeros”.
El presidente López Obrador sostuvo que aun con la pandemia y sus efectos en la economía, seguirá adelante el proyecto de cambio que impulsa desde su gobierno.
“Vamos a seguir llevando a cabo la transformación de México a pesar de la crisis sanitaria y la crisis económica. Estoy optimista; vamos a lograr consumar la Cuarta Transformación de la vida pública de México. ¿Qué significa esto en pocas palabras? Se va a desterrar la corrupción”, remarcó.
Agregó que habrá progreso con justicia, desarrollo y bienestar entre la población.
“Nosotros queremos crecimiento económico pero distribución de la riqueza, justicia. Queremos la modernidad de México pero formada, creada, construida desde abajo y para todos”, enfatizó.
Indicó que los recursos disponibles se destinarán al pueblo más pobre a través de los Programas Integrales de Bienestar.
El mandatario destacó que los apoyos y el envío de remesas desde Estados Unidos —que en 2020 alcanzó una cifra récord de 40 mil 600 millones de dólares, 11 por ciento más que en 2019, a pesar de la pandemia— mantienen estable la economía popular.
De acuerdo con datos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, el nuevo cuartel de la Guardia Nacional tiene habitaciones con 61 literas para dar alojamiento a 120 elementos.
Tres armeros con capacidad para 50 armas, salones para la comandancia y las comunicaciones, sala de juntas, oficinas administrativas, así como aulas de capacitación para la profesionalización de los elementos.
Las instalaciones fueron construidas a partir de donación de terrenos que hicieron autoridades locales. El terreno tiene una superficie de 5 mil 87 metros cuadrados.
En Baja California se tiene contemplada la instalación de seis cuarteles. De estos, cinco ya están concluidos en Rosarito, Mexicali, Tijuana y dos en Ensenada.
En la entidad, la Guardia Nacional cubre cinco coordinaciones regionales con un despliegue de dos mil 99 integrantes.
A nivel nacional, 98 mil 282 elementos de la Guardia Nacional protegen a la población a través de 200 coordinaciones regionales.
Acompañaron al presidente, el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez; la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez Velázquez; el secretario de Marina, José Rafael Ojeda Durán; el Subsecretario de la Defensa Nacional, André Georges Foullon Van Lissum; el comandante de la Guardia Nacional, el Luis Rodríguez Bucio y la presidenta municipal de Tijuana, Karla Ruiz MacFarland.