Alejandro Villegas
La pretensión del ciudadano presidente de que se investigue el desempeño de la Auditoria Superior de la Federación proyecta su intención de lograr el sometimiento de todas las instituciones a su figura como líder supremo del país.
El ciudadano presidente no está dispuesto a aceptar ningún tipo de señalamiento adverso. Y quien los hace en este caso se convierte en el adversario al que es preciso someter y, llegado el caso aniquilar.
Desde la comodidad de Palacio Nacional, el hoy ciudadano presidente olvida que en su largo periodo como opositor, las observaciones de la Auditoria Superior de la Federación le permitieron cuestionar abiertamente el desempeño de sus antecesores en la titularidad del Poder Ejecutivo.
Con la solicitud promovida ante la Cámara de Diputados para que se investigue el desempeño de la Auditoría Superior de la Federación queda claro que quien las hace no las consciente.
Así como que el ciudadano presidente como buen ex priista añora y quiere revivir, perfeccionada por supuesto, la era del poder presidencial omnipresente y avasallador.
Justicia
Todo indica que Morena avalará, en el corto plazo la procedencia de las acusaciones en contra del gobernador de Tamaulipas.
De proceder, el caso sentaría un precedente en el campo de la aplicación de la justicia y el fuero.
Pero, lo más importante, es que enviaría un claro mensaje a todos aquellos gobernadores cuyo pasado puede tener una mácula y osen confrontarse con la 4T.
Ello porque desde la perspectiva del mandatario estatal, se trata de una vendetta política en su contra, claro.