Alejandro Villegas

El ciudadano presidente mantiene el discurso contra la corrupción y su combate como solución mágica para todo, ahora asegura que por ello se tienen recursos suficientes para adquirir las vacunas contra el COVID-19, dejando de lado que aún hay mucho trecho por recorrer.

Y por supuesto que los contratos, como tales se han reservado por algunos años, pese a su compromiso en materia de transparencia.

La vacunación a nivel nacional ni siquiera ha empezado, y por más que se asegure que se tienen los contratos para adquirir las suficientes vacunas, lo cierto es que aún no se concluye la vacunación de los trabajadores del sector salud.

Y ni siquiera se ha dado fecha para el inicio de la vacunación de los adultos mayores, que será el primer sector que participe de manera abierta.

Por lo que hace a los recursos, habría que preguntarse hasta dónde soportarán las arcas públicas la operación de los programas sociales y el avance de los proyectos prioritarios, aunados al pago de las vacunas.

Sin duda se requiere de una elevada cantidad de recursos económicos, y el país no tiene un arca tan amplia como pudiera suponerse, a partir del discurso del ciudadano presidente.

Lo evidente es que las finanzas públicas no sólo en la 4T, sino desde antes han sido estrechas y con escaso margen de maniobra, por lo que habría que preguntarse de dónde además de los fideicomisos que se extinguieron están saliendo los dineros, que sustentan la afirmación del ciudadano presidente.

Giras

Ni tardo ni perezoso, tan luego como regresó a las mañaneras, el ciudadano presidente vuelve a las giras de fin de semana.

Está más que consciente de que antes que los cuidados sanitarios, lo que le urge es colocarse al frente de la promoción de su gestión, así como en paralelo de la 4T, de cara al proceso electoral, ya en marcha.