Alejandro Villegas

El ciudadano presidente trata de sorprender a la clase gobernante y al pueblo bueno con la propuesta de suscribir un pacto para no intervenir en el proceso electoral.

Pero su llamado sale sobrando porque él, al igual que los gobernadores al asumir el cargo juraron cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes que de ella emanen.

En consecuencia, no tendrían porque suscribir un pacto, porque ya establecieron un convenio previo.

Lo que busca como siempre, el ciudadano presidente es el aplauso fácil del pueblo bueno y proyectarse como demócrata.

Por supuesto, no faltará quien se enganche y vea como una concesión lo que en realidad es una obligación.

Juicio

Las acusaciones contra el gobernador de Tamaulipas, procedan o no, en la Cámara de Diputados abonarán a las acciones de efectismo político a favor de la 4T.

Y por supuesto, incrementarán la percepción de que el combate a la corrupción va en serio.

Además, en medio de las críticas por la aplicación de la vacuna contra COVID-19, le vienen como anillo al dedo al ciudadano presidente.