Alejandro Villegas

En su afán de mostrar que todo está controlado, el ciudadano presidente anunció el inicio de la vacunación de adultos mayores.

Aún y cuando no se ha concluido la vacunación del personal del sector salud, se aprestó a comenzar la aplicación a la sociedad, comenzando con quienes tienen más de 60 años.

Y por si ello fuera poco, de paso estableció en coordinación con el ciudadano canciller que habrá vacunas suficientes.

Además de anticiparse al escenario donde México desarrolle su propia vacuna contra el COVID-19 para sugerir que se llame “Patria”, en lo que debe entenderse como una acción poco afortunada.

En paralelo, reiteró que la aplicación de la vacuna es voluntaria, por aquello de que alguien pueda poner en duda es espíritu democrático de su gestión y el respeto a los derechos fundamentales.

En tanto, el grueso de los estados dejó atrás, al menos por el momento, el semáforo rojo.

Por lo pronto, el ciudadano presidente mantiene un ánimo festivo, como si al iniciar la vacunación de adultos mayores se hubiera superado la pandemia.

Solo está a la espera del aplauso de respetable y, por supuesto, de su apoyo en las urnas el próximo 6 de junio.

Relevo

El día llegó. Esteban Moctezuma se va a Estados Unidos como embajador y Delfina Gómez asume el cargo de secretaria de Educación Pública, lo que ante la pandemia y los ajustes que se realizan en el sector, equivale a cambiar de jinete a mitad del rio.