En reconocimiento a una serie de esfuerzos que han vuelto totalmente accesibles para personas con discapacidad a los museos operados en Campeche por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), la Secretaría de Turismo (Sectur) del Gobierno de México otorgó, el pasado 8 de enero, el Sello de Turismo Incluyente a cuatro de estos recintos.

Con ello, los museos de Arquitectura Maya, Baluarte de la Soledad (MABS); de Arqueología Maya, Fuerte de San Miguel (MAM); de Arqueología Subacuática, Fuerte de San José el Alto (Marsub) y de Arqueología Maya del Camino Real de Hecelchakán (MAH) se convierten en los primeros de la Red de Museos del INAH en contar con dicho distintivo.

De acuerdo con la Sectur, el sello —que también distingue a hoteles, agencias de viajes, restaurantes, centros de convenciones, hospitales, parques temáticos y transportación turística— garantiza a nivel nacional e internacional que un espacio no solo tiene el conocimiento para atender a personas con discapacidad, “sino que cuenta con las instalaciones exteriores e interiores, señalética y servicios de información adecuados para brindar un servicio de calidad a este segmento de mercado”.

Sobre esta distinción, la directora de Museos del Centro INAH Campeche, Claudia Escalante Díaz, comenta que los cuatro recintos citados son universalmente accesibles, es decir, “que todo tipo de público puede aprender en ellos haciendo uso de todos sus sentidos”.

Desde 2017, se iniciaron una serie de intervenciones para instalar rampas, pasamanos, líneas pododáctiles para ciegos y débiles visuales, entre otros implementos en las áreas de acceso, recorrido y servicios, así como en las 24 salas de exposición que suman los cuatro museos.

Las salas cuentan con módulos multisensoriales que integran contenidos en Braille, videos en Lengua de Señas Mexicana (LSM), reproducciones a escala de una pieza arqueológica destacada y auriculares para las personas invidentes que no leen Braille.

Asimismo, se cuenta con la aplicación ‘INAH Campeche’, la cual —mediante el asistente de voz o voice over (tecnología que usan las personas ciegas para operar sus dispositivos)— guía a los visitantes desde la entrada de los recintos, narra el contenido de cada sala, indica dónde se localizan los servicios y explica cómo llegar y manejar los módulos multisensoriales.

También, los usuarios pueden hacer uso de folletos en Braille que incluyen figuras en macrotexto de los objetos más relevantes en exposición, y dan cuenta de la historia del museo y de los inmuebles que los alojan.

Para Claudia Escalante Díaz, tan importantes como las acciones de acondicionamiento, fueron las capacitaciones brindadas al personal de oficina, custodia, limpieza y vigilancia, impartidas por la dirección a su cargo, junto con expertos del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de Campeche y otras organizaciones o centros educativos que atienden a personas con discapacidad.

Esta tarea continuará, dado que el sello otorgado por la Sectur tiene vigencia bianual, y para refrendarlo se realizarán visitas de evaluación similares a las emprendidas en 2020 para el otorgamiento de los distintivos estatal y federal, obtenidos el 22 de diciembre y el 8 de enero.

Cabe destacar que en el contexto de la actual contingencia sanitaria por la COVID-19, servicios como los elementos táctiles en los módulos multisensoriales y el préstamo de sillas de ruedas para adultos mayores, están suspendidos a fin de evitar contagios por la vía del tacto.

“El sello es un reconocimiento al personal de la Dirección de Museos y del que labora de manera comprometida en los cuatro museos, el cual ha trabajado arduamente para reabrir cada espacio, conociendo cuáles son las medidas de protección sanitaria, de atención a personas con discapacidad y las formas idóneas de comunicar todo ello al público”, destacó Escalante Díaz.

Desde la reapertura del Marsub, en septiembre de 2020, ha recibido cuatro mil 740 visitas; el MAM, reabierto en octubre, ha registrado seis mil 602; el MAH, 343, luego de su reapertura en noviembre; y el MABS, reabierto en diciembre, ha contabilizado dos mil 432 visitas. Estas cifras totalizan 14 mil 117 turistas nacionales y extranjeros que, al corte del pasado 14 de enero, han disfrutado los espacios museales del INAH en Campeche, bajo los esquemas de la nueva normalidad.

No obstante que la pausa derivada de la pandemia implicó no poder generar una cifra precisa respecto al público con discapacidad que asistió a estos museos en 2020, las cifras de los años previos muestran resultados crecientes, ya que en 2017, 2018 y 2019, los visitantes de este segmento poblacional fueron 482, 923 y mil 364, respectivamente.