Con la puesta en marcha de dos laboratorios de innovación educativa que fortalecerán el uso de la tecnología entre sus académicos y estudiantes, la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES) Unidad León celebra su primera década de actividades como campus multidisciplinario y modelo de la Universidad del siglo XXI.

Se trata de los laboratorios interdisciplinarios para la Docencia e Innovación Educativa (LIDIE), y de Innovación Educativa para Estudiantes (LIIEE), los cuales entrarán en operación de manera remota el próximo 14 de enero, informó su directora, Laura Susana Acosta Torres.

“Nuestra Escuela es innovadora por su modelo educativo y derivado de la contingencia sanitaria hemos capacitado fuertemente a los profesores, sobre todo en el uso de tecnologías, estrategias pedagógicas y docentes a distancia, y ahora, se fortalecerán.

“Tendremos espacios físicos para que los alumnos accedan a computadoras, software específico para facilitar sus actividades académicas, tendrán soporte técnico, expertos en docencia, pedagogía, que apoyen tanto alumnos y profesores para el diseño de las clases”, expuso.

Con el inicio de los trabajos de los dos laboratorios -cada uno con 10 equipos, en esta primera etapa- la ENES León comenzará los festejos por los 10 años de que el Consejo Universitario de la UNAM aprobó su creación.

De esta manera se convirtió en la primera ENES que la UNAM construyó fuera de la Zona Metropolitana del Valle de México, después de 35 años de haber creado los planteles de la Escuela Nacional de Estudios Profesionales, hoy Facultad de Estudios Superiores.

“Iniciaremos las celebraciones el 14 de enero, aunque la creación de la ENES se aprobó el 31 de marzo de 2011. A lo largo del año realizaremos diversos conversatorios, un seminario de investigación de fronteras con personas que apoyaron la creación, el desarrollo y la consolidación de esta Escuela, como son exdirectores de facultades que ayudaron a que nuestros programas de licenciatura y posgrado se hicieran posibles, así como actores del estado de Guanajuato”, añadió la directora.

Las actividades serán en línea, y cuando las condiciones lo permitan, también presenciales.

Fortalecimiento académico

La primera de las cuatro ENES con las que cuenta la UNAM inició con una matrícula de 186 alumnos, en las licenciaturas de Economía Industrial, Fisioterapia, Desarrollo y Gestión Interculturales, así como  Odontología.

Hoy ofrece cinco licenciaturas más: Administración Agropecuaria, Ciencias Agrogenómicas, Desarrollo Territorial, Optometría, y Traducción; sus 227 académicos atienden a mil 190 alumnos provenientes de diversos estados de la República Mexicana.

A partir de 2012 abrió su centro de extensión en San Miguel de Allende, Guanajuato, para ofrecer actividades de educación continua e idiomas; y en agosto de 2020 empezó a impartir la licenciatura en Traducción. En septiembre pasado el rector Enrique Graue Wiechers, junto con el gobernador de la entidad, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, colocó la primera piedra de la sede definitiva y adicional de la ENES León.

Acosta Torres destacó que la Escuela atiende a 100 alumnos en posgrado, de la maestría y doctorado en Ciencias Médicas, Odontológicas y de la Salud; en Ciencias de la Sostenibilidad, así como en las maestrías en Economía, Ciencias Biológicas y el Programa de Especializaciones en Odontología.

“La Escuela se ha posicionado como un referente en El Bajío; si bien la mayoría de nuestra matrícula es de Guanajuato tenemos alumnos que llegan de otras regiones como Guerrero, del Estado de México, la Ciudad de México, Michoacán, Sonora, Mérida, Baja California y en posgrado, incluso, de otros países”, aseguró.

Investigación de frontera

En el rubro de investigación, la ENES León cuenta con el Laboratorio Interdisciplinario de Investigación, cuyo modelo es único en la UNAM   por sus investigaciones de alto impacto y su infraestructura y equipos, los cuales comparten académicos y estudiantes de las áreas de Ciencias Agrogenómicas, Patología Oral y Maxilofacial, así como de Nanoestructuras y Biomateriales. Cuenta además con la certificación ISO 9001:2015 para México y Estados Unidos.

Asimismo, esta entidad académica forma parte del Laboratorio Nacional para Plantas en Condiciones Controladas (PlanTECC), en el que expertos realizan mediciones de la eficiencia fotosintética de las plantas; servicios para su crecimiento; detección de sus enfermedades; caracterización de cepas microbianas.

También análisis genómicos, bioinformáticos y de biología molecular, en conjunto con académicos del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional, unidad Irapuato; y del Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco, agregó la directora.

Laura Susana Acosta detalló que a diez años de iniciar actividades, entre los principales retos que enfrenta la ENES León están: consolidar su infraestructura, personal académico, así como continuar con su vinculación nacional e internacional.