Durante el informe diario sobre el comportamiento de la pandemia de COVID-19, autoridades de Salud presentaron el Semáforo de Riesgo Epidémico quincenal que entra en vigor a partir del próximo lunes 23 de noviembre y estará vigente hasta el 7 de diciembre. Durante ese tiempo, dos entidades federativas estarán en rojo; 14 en naranja, 14 en amarillo y dos en color verde: Campeche y Chiapas.

La Ciudad de México, Zacatecas, Aguascalientes, Querétaro, Coahuila y Nuevo León se encuentran en semáforo naranja con alerta máxima, por ello es importante mantener las medidas sanitarias para reducir la velocidad de contagios.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, afirmó que el Semáforo de Riesgo Epidémico COVID-19 no está sujeto a negociaciones, es un instrumento objetivo de medición que no se puede alterar porque perdería la capacidad de identificar el riesgo de contagios.

López-Gatell Ramírez puntualizó que corresponde a la autoridad estatal tomar las decisiones más convenientes para que haya equilibrio entre la movilidad social que mantenga la economía y la reducción de contagios.

Para el gobierno de México la prioridad en la atención son los sectores de la población que viven en condiciones de pobreza y las mexicanas y mexicanos cuyo sustento proviene del pequeño comercio. Estos sectores registran mayor fragilidad en términos económicos y sociales, y el confinamiento les afectaría directamente en sus ingresos.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud afirmó que la epidemia sigue activa, con tendencia ascendente y focalizada en ocho entidades federativas. Esta información es importante porque contribuye a que las personas tomen medidas de autocuidado como el uso correcto de cubrebocas, sobre todo en espacios cerrados donde hay concentración de personas tal es el caso del transporte público.

Las personas mayores de 60 años y quienes viven con inmunosupresión, VIH, cáncer, diabetes, hipertensión u otro padecimiento crónico, no deben esperar a que los síntomas de infección respiratoria se agudicen, porque puede tratarse de COVID-19. “Si usted llega a tiempo al hospital para que le valoren tendrá un amplio margen de oportunidad para evitar complicaciones y reducir la probabilidad de un desenlace fatal”, precisó.

En tanto, el director general de Epidemiología, José Luis Alomía Zegarra, dijo que la campaña de vacunación contra la influenza tiene un avance de 40 por ciento. Por grupos de población, el personal de salud reporta una cobertura de 109 por ciento, es decir, nueve por ciento más de lo programado.

Esta vacuna se aplica de manera gratuita en todas las unidades de médicas del sector público de salud a personas diagnosticadas con enfermedades crónicas, mayores de 60 años, mujeres embarazadas, y niñas y niños menores de cinco años.

Las personas que viven con condiciones de riesgo deben acudir a las unidades de salud para que les apliquen la vacuna, con el propósito de estar protegidas antes de que incremente la circulación del virus, que es a finales de diciembre y principios de enero, explicó.

En este sentido, recomendó a madres, padres de familia y cuidadores de niñas y niños menores de cinco años a llevarlos al centro de salud más cercano para que los vacunen y fomentar en ellos la importancia de la vacunación y el cuidado de la salud.

De acuerdo con el Comunicado Técnico Diario COVID-19, que se encuentra disponible en https://coronavirus.gob.mx/, hasta el momento  se reportan 770 mil 728 personas recuperadas.

En la conferencia de prensa también estuvo presente el director general de Promoción de la Salud, Ricardo Cortés Alcalá.