Para contener los contagios de COVID-19 en los refugios temporales donde se resguardan familias damnificadas por las recientes inundaciones, la titular de la Secretaría de Salud en el Estado, Silvia Guillermina Roldán Fernández, informó que operan simultáneamente en los municipios 150 brigadas para detectar pacientes enfermos o casos sospechosos.

Sin que hasta el momento exista un rebrote de COVID-19 en el estado, señaló que en lo que va de la emergencia hidrometeorológica, han detectado 28 casos positivos en diferentes albergues, por lo que se ha reforzado la presencia de estas brigadas médicas en Jonuta y Centla, toda la zona Chontalpa y el municipio de Centro.

“Ahorita, vamos a empezar a muestrear a mucho más gente con la prueba rápida, que no es diagnostica, pero que nos ayuda a saber cuántos se han infectado”, comentó la funcionaria, al dar a conocer que solamente tres personas han accedido a hospitalizarse en la Burbuja de Atención Temprana del Parque Tabasco, otros permanecen aislados y hay quienes han preferido irse con familiares.

Roldán Fernández precisó que de las pruebas rápidas se han desplazado más de 30 mil en todo el estado, y aunque no son completamente certeras, a diferencia de una prueba PCR, ayudan a saber cuántas personas se han infectado, sobre todo en los refugios temporales donde hay albergadas hasta 100 y 150 personas.

Mencionó que en el mes de julio, el sector salud aplicaba en el estado alrededores de 700 pruebas PCR  todos los días, y que en este momento, alrededor de 300 y 400, con un alto porcentaje al interior de las familias.

“Hoy tenemos muchos positivos en la misma familia del paciente, por ello estamos muestreando a todos los integrantes aunque no tengan síntomas y hemos encontrado positivos. Las familias se reúnen y se quitan el cubrebocas, porque cree que está tranquila con su familia, pero no es así, todos los que salimos a la calle tenemos el riesgo de infectarnos y hay muchos que no tienen síntomas, pero son infectados”, explicó.

La funcionaria indico que a pesar de que ha incrementado en los últimos días la positividad de las pruebas, Tabasco se encuentra estable y no hay rebrotes.

Detalló que en julio pasado se tenía un índice de 65 por ciento de positivos y hoy se ronda en el 24 por ciento, además de que el número de pacientes hospitalizados se mantiene a la baja con un cierre de 123 ayer jueves.

No obstante, Roldán Rodríguez llamó a la población a mantener las medidas higiénicas, el uso del cubreboca, la sana distancia y en la medida del posible, el resguardo domiciliario, así como evitar las fiestas y reuniones familiares.

Sobre el tema del dengue, la secretaria de Salud aseguró que hay un comportamiento favorable en el que se ha logrado reducir el brote de 346 casos a principio de año. “Estamos mucho mejor, abajo en los casos de dengue, gracias a un trabajo con tiempo que involucra a los ventores casa por casa y a la nebulización permanente”, comentó.