Para garantizar la integridad de las familias, el Instituto de Protección Civil del Estado de Tabasco (IPCET) informó que más de tres mil personas han sido evacuadas en Macuspana, por la crecida de los ríos Puxcatán y Tulijá; mientras que en Jonuta se trabaja para resguardar en refugios temporales a 600 habitantes ante el incremento del río Usumacinta.

El coordinador de la dependencia Jorge Mier y Terán Suárez, informó que a pesar del trabajo permanente de Protección Civil, el CEAS, la Conagua, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Secretaría de Merina (Semar) en algunas zonas se ha complicado el desalojo de agua y persisten siete ríos por arriba de su nivel máximo ordinario, entre ellos, el Pichucalco, La Sierra, Tulijá, Puxcatán, Grijalva, San Pedro y el Usumacinta.

“Ahorita, por la parte del Usumacinta, en el caso de Jonuta lo más urgente es evacuar alrededor de 600 personas que están en la zona de La Guayaba y por la compuerta de Boca de San Gerónimo.  En Macuspana ya tenemos una cantidad importante, no tengo el dato aquí, pero deben ser unas dos o tres mil personas, porque Macuspana ya tiene varios días con el problema del Puxcatán”, explicó.

Detalló que al estar más alto el nivel del río Puxcatán que el Tulijá, se regresa el agua, por lo que de nueva cuenta podrían registrase anegaciones en zonas de la cabecera municipal que ya no tenían problemas.

“Esto va a suceder el día de hoy seguramente. Después, va a depender mucho de las lluvias que nos vayan llegando de Salto de Agua, sobre todo de la parte del Tulijá. Esa es la parte de Macuspana”, explicó.

Por su parte, la coordinadora nacional de Protección Civil, Laura Velázquez Alzúa, luego de participar en la ceremonia por el Día de las Fuerzas Armadas, dio a conocer que la ayuda humanitaria sigue llegando al Estado y va a continuar el tiempo que sea necesario.

“Aquí estamos muy al pendiente de las lluvias en Guatemala, ustedes saben que tenemos ahí graves riesgos, que significa el Usumacinta y vamos a estar muy al pendiente. Estamos siendo muy responsables en informar a la comunidad de una manera muy objetiva, haciendo acciones preventivas importantes para resguardar la vida, la vivienda”,  apuntó, al respaldar las acciones que está implementando el Gobierno del Estado.

Precisó que la evacuación es para salvaguardar las vidas de las personas que en un momento dado pudieran sufrir anegaciones por el crecimiento del río Usumacinta o los escurrimientos a través de los ríos de la sierra.

“Que no se malinterprete como una alarma o alerta de manera innecesaria, son acciones preventivas y necesarias para resguardar la vida de los tabasqueños, y pedimos se sigan la información oficial en todo momento”, indicó la funcionaria federal.

Velázquez Alzúa, expresó  su reconocimiento a la población tabasqueña, ya que dijo, tiene mucha conciencia social, en materia de protección civil y están acudiendo a los albergues a resguardarse.