El gobernador Adán Augusto López Hernández aseguró que la Secretaría de Bienestar en coordinación con el Gobierno del Estado revisará el padrón de damnificados y corregirán  todos los casos en que, por alguna razón, las personas afectadas no hayan sido censadas.

En entrevista con el periodista Joaquín López-Dóriga, el jefe del Ejecutivo afirmó que se atiende a todas las familias que perdieron sus bienes a causa de la reciente inundación generada por las intensas lluvias y el desfogue de la presa Peñitas.

“Si por un error faltó una calle por censar y continúa con daños, seguro se va a reponer ese error”, enfatizó el mandatario, al subrayar que siempre se informó a la población que los apoyos económicos del programa emergente era para 30 mil familias.

Luego de enfatizar que la ayuda es por vivienda y no por cada persona afectada, Adán Augusto López precisó que al corte de este viernes 16 de octubre, 29 mil 763 afectaciones en hogares han sido documentadas y validadas, por lo que estas familias ya se encuentran en proceso de recibir el recurso para reponer sus enseres domésticos.

“Creo que a la fecha han cobrado 10 o 12 mil personas, los otros están en trámite de pago. Hoy  deben avanzarse otras 10 mil y terminar entre domingo y lunes de entregar el apoyo emergente”, detalló.

Recordó que en acuerdo con la Secretaría de Bienestar también se activará el Programa de Mejoramiento de Vivienda, para el cual se llevará a cabo otro censo en las comunidades afectadas, a través de la Secretaría de Ordenamiento Territorial y Obras Públicas (Sotop)   para evaluar cuales son las viviendas que requieren el apoyo.

López Hernández reiteró su respeto a la libre manifestación de los ciudadanos y  aseguró que los bloqueos que se suscitaron recientemente podrían estar motivados por intereses políticos, ya que incluso algunos líderes de comunidades llegaban con listas a pedir que se les anotara  a esas personas como beneficiarios.

“Aquí nosotros fuimos claros, siempre se habló de 30 mil acciones. Acompañamos a quienes realizaron el censo casa por casa en muchas de las comunidades y tuvimos oportunidad de hablar con los afectados y les dijimos que se entregaría un apoyo por vivienda”, sostuvo.

El Gobernador expuso que los inconformes son libres de expresar sus derechos, siempre y cuando no se afecte a terceros.

Precisó que el jueves se logró liberar todas las vialidades de Villahermosa, Jalapa y Centla, aunque permanecen algunos bloqueos en Nacajuca, pero que el Gobierno del Estado ya se encuentra en diálogo con las personas.

“A lo mejor en el camino, a la hora de censar se cometieron algunos errores, pero eso se va a revisar y se harán los ajustes correspondientes”, garantizó Adán Augusto López al reiterar que se atenderá a todos los damnificados.

López Hernández señaló que acompañará el domingo al presidente Andrés Manuel López Obrador en su gira Ángel Albino Corzo “Peñitas”, en Ostuacán, Chiapas y más tarde, acudirán juntos a supervisar los avances de la refinería Dos Bocas, en Paraíso.

“Esperamos que con sensibilidad haya un manejo  profesional de las presas y que se privilegie la protección de los centros poblacionales y que pueda llegar el agua para abastecer las zonas de captación”, sostuvo.

Avanza entrega de apoyos

Por su parte, el titular de la Secretaría de Bienestar federal, Javier May Rodríguez, informó que el 50 por ciento de los beneficiaros del programa emergente  ya cobraron sus apoyos. “Ha fluido muy bien, la gente  se atiende muy rápido y esperamos que entre hoy y mañana podamos alcanzar un 60 a 70 por ciento”, indicó.

Reiteró que el trabajo de los censos y de la dispersión de los recursos se ha hecho de manera institucional, en coordinación con el Gobierno del Estado y los ayuntamientos para que los apoyos lleguen a quienes verdaderamente resultaron afectados.

“Hay transparencia, se censo parejo, no hay ningún sesgo político o partidista. Se atendió a la gente que más lo necesitaba”, agregó May Rodríguez, al puntualizar que la Secretaría de Bienestar está para atender a todos.

El funcionario exhortó a la ciudadanía a manifestar sus inconformidades de forma pacífica, al precisar que muchos de los Servidores de la Nación que se encargaron de levantar el padrón fueron retenidos en algunas zonas.

“Ellos son gente que tienen la camiseta bien puesta y profesional y  no merecen ese trato”, concluyó.