Alejandro Villegas

El llamado del ciudadano presidente a acudir a las urnas en Hidalgo y Coahuila es claro. Pide sufragar por el cambio al referir la necesidad de acabar con viejas practicas.

El ciudadano presidente, sin mencionarlo de manera directa, pide sufragar por los candidatos de Morena.

Y con ello, en tiempo y forma, anticipa un resultado, que para él sería políticamente correcto, sin soltar el discurso contra el pasado y la corrupción como bandera de gobierno.

Ahora toca a los votantes de Hidalgo y Coahuila acudir a las urnas y sopesar a la hora de emitir su sufragio los resultados de las actuales administraciones y solo las promesas de campaña de los candidatos.

El cambio o la permanencia de sus preferencias político electorales definirá el rumbo de sus respectivas localidades, pero también servirá de referente obligado para el proceso electoral del próximo año.

Acusaciones

Los señalamientos del ciudadano presidente en torno a una empresa ligada a García Luna, en un contrato presuntamente firmado en las postrimerías del gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, no deben quedar en simples expresiones de campaña en contra del pasado.

Si como afirmó, la Fiscalía General de la República ya realiza las indagatorias sobre el caso, es necesario que vaya a fondo y no espere al resultado de la consulta popular que promovió.

Parece que está en un escenario ideal para pasar de las palabras a los hechos. Y si no es así, lo más conveniente sería que no ventilará asuntos que por ser parte de un proceso judicial, debieran ser reservados, para no dañar el debido proceso.

Civilidad

El resultado de la comparecencia del ciudadano subsecretario López Gatell demostró que la ahora oposición aprendió rápido y quienes hoy se ostentan como mayoría se escandalizan con acciones similares a las que antes realizaron.

Cambió la baraja y a algunos se les adelgazó la piel, que parecía curtida y a prueba de balas.