Alejandro Villegas

El ciudadano presidente mantiene una distancia con Morena, su partido, muy cercana. No lo reconoce abiertamente, pero su injerencia, es más que evidente.

No sólo les dicta línea a sus legisladores, tanto en la Cámara de Diputados, como en el Senado, también, indica como deben conducirse los asuntos del partido, incluida la designación de su dirigente nacional.

Cuida a Morena, como su creación más preciada e incluso, ha aseverado estar dispuesto a terminar con ese instituto político, si es necesario.

El ciudadano presidente no solo quiere estar cerca de Morena, aunque en su discurso trate de aparentar que está alejado de la vida partidista, no está dispuesto a dejar de ser el titiritero de ese instituto político.

Hoy más que nunca, se aprecia su interés por preservar la conducción del partido, a través de un dirigente a modo, por lo que el resultado de  la encuesta de desempate que realizará el INE, si lugar a dudas se verá influenciado por el discurso del ciudadano presidente.

Redes

La maestra Elba Esther Gordillo obtuvo un triunfo peculiar, al lograr el registro de Redes Sociales Progresistas como partido político.

En su favor, debe anotarse que pocos políticos pueden presumir de haber creado dos institutos políticos a nivel nacional.

La Maestra está de regreso, de nuevo será la mano que mueva la cuna, y en las elecciones intermedias hará sentir su peso.