Nacajuca, Tabasco.- El gobernador Adán Augusto López Hernández informó aquí que como parte de las obras convenidas con el Ayuntamiento este año se invierten en Nacajuca 58 millones de pesos para obras básicas y acciones sociales que beneficien a población en pobreza extrema y localidades con alto nivel de rezago.

Acompañado de la alcaldesa Janicie Contreras García, el mandatario dio el banderazo a la construcción de infraestructura en materia de agua potable, drenaje sanitario y pavimentación de carreteras y calles, como parte de un compromiso que busca ‘saldar la deuda histórica’ que se tiene con Nacajuca, un municipio, aseveró, que durante décadas ha sufrido abandono y marginación.

“Nosotros quisiéramos que de golpe se pudieran destinar todos los recursos, no nada más económicos sino técnicos y humanos para ayudar a que se salga del atraso”, señaló López Hernández, en presencia del secretario de Bienestar, Sustentabilidad y Cambio Climático (SBSCC), Mario Llergo Latournerie.

Anticipó que el Gobierno del Estado iniciará antes de que termine 2020, ‘aunque sea por tramos’, la reconstrucción de la red de conducción para dotar de agua potable a comunidades, como Lomitas y Sandial, que padecen de escasez y precisó que la intención es brindar una solución a este problema antes de que termine la actual administración municipal.

De gira por esta demarcación de La Chontalpa chica, el jefe del Ejecutivo enfatizó que desde el año pasado su gobierno destinó inversiones para la rehabilitación de la planta potabilizadora El Mango, por lo que el próximo objetivo es reconstruir la línea de conducción para que el agua pueda llegar a todas las comunidades.

Dijo que pese a la dificultad económica que representa llevar a cabo este tipo de obras por los tiempos de pandemia que se viven, procurará la atención a las comunidades rurales que están verdaderamente marginadas; la atención a la cabecera municipal y la atención para resolver necesidades de la zona conurbada con Villahermosa.